Se convirtió en rechazo y derrota al régimen neoliberal y a Toledo - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2005-11-14

Peru

Referéndum de regionalización

Se convirtió en rechazo y derrota al régimen neoliberal y a Toledo

Juan Rojas Vargas
Clasificado en: Politica, Social,
Disponible en:   Español       


En la consulta popular del 30 de octubre del 2005, sobre la regionalización los ciudadanos y ciudadanas electores de 16 “regiones” (departamentos) convirtieron el referéndum a través de su voto en rechazo y derrota al régimen neoliberal del Perú y al Gobierno neoliberal de Toledo-Perú Posible-Frente Independiente Moralizador. De los votos NO se excluye a Arequipa, donde de manera mayoritaria existió los votos por el SI.

Los votos por el NO, en esta coyuntura desde el inicio expresó su rechazo a la regionalización y conformación de regiones, al régimen neoliberal, al Gobierno de Toledo, gobiernos regionales y a los gobiernos locales.  Muchos del NO, no son antidescentralistas, sino  esta consulta vieron por conveniente para rechazar al régimen neoliberal y al Gobierno de Toledo. Por lo que para ellos supone posponer la regionalización.

Los votos por el SI, rechazó el centralismo, principalmente el centralismo limeño. Al mismo tiempo expresó la regionalización y la profundización de la descentralización. El SI de ninguna manera es apoyo al sistema neoliberal y al Gobierno de Toledo, por el contrario es el rechazo democrático y cívico al régimen neoliberal, al Gobierno neoliberal de Toledo, gobiernos regionales y a los gobiernos locales que practican corruptelas.

El asunto que otros han puesto como problema la improvisación, falta de información, forzamiento, carencia de reglas claras  e imposición de la consulta para la regionalización del Perú, es secundario y a la vez es parte de la responsabilidad y política del Gobierno de Toledo, por lo tanto, el NO y el SI tiene que entenderse como un todo, no de manera sesgado que podrá salvar algunas partículas del régimen neoliberal y al Gobierno de Toledo. Este rechazo no excluye a los partidos políticos. Además, tiene que admitirse que los ciudadanos que rechazan a los partidos políticos, aceptaron la orientación de los partidos políticos que promovieron el NO.

En estos dos perfiles se ubican los votos nulos y viciados. Mientras, los votos en blanco, indican el desconocimiento del referendo o en algunos casos expresa que ni está por la regionalización, ni está contra ella.

Estas dos maneras de expresión democrática y cívica ciudadana con transparencia dice que los pueblos están cansados del neoliberalismo excluyente, hambreador y co-neocolonizante. Esta expresión de manera implícita indica que los pueblos están cansados de que en nuestra patria el Presidente de la República, ministros, congresistas, presidentes de las regiones, consejeros regionales, alcaldes, regidores o otros funcionarios del Estado ganan miles de nuevos soles, encima se corrompen de las pocas platas que es destinado para el desarrollo de los pueblos, mientras las comunidades campesinas, centros poblados, productores agrarios y los campesinos se encuentran excluidos, por el otro lado los distritos y provincias del Perú profundo se hallan marginados, postergados y en situación de pobreza extrema y pobreza.

Los ciudadanos y ciudadanas que sufragaron por el NO y por el SI, dijeron al Gobierno de Toledo a que se cambie de neoliberalismo, que de manera urgente se convoque a elecciones para Asamblea Constituyente y que no debe firmarse el Tratado de Libre Comercio Perú-EE.UU.

Si el Gobierno, no hubiera puesto en la agenda el problema del diferendo del dominio marítimo, no sólo caía Luis Thais, jefe del Consejo Nacional de Descentralización (CND), sino tendría continuidad la agudización de la crisis política.

Esta situación señala que en el Perú, se ha pre-establecido las premisas de una nueva correlación de fuerzas anti-neoliberales. Lo que pasa las pre-establecidas premisas  de nueva correlación de fuerzas no tienen vanguardia ni lideres, de ahí corre el peligro que podrá ser aprovechado por otra fuerza neoliberal enmascarado o por el fujimorismo neoliberal, mafioso y asesino.

Esta situación política que apertura el referéndum de octubre, los partidos políticos neoliberales, de derecha y los conservadores, no lo están diciendo como tal a los pueblos  por evitar la re-gravitación de la crisis política, el aceleramiento de la desestabilización y evaporación del neoliberalismo y la consiguiente desestabilización y desaparición de ellos mismos.  

                

En este escenario a las fuerzas políticas socialistas endógenas, descentralistas, regionalistas, democráticas y nacionalistas en alianza con los pueblos por ocupar el Gobierno Nacional del Perú, gobiernos regionales y gobiernos locales en el año del 2006, le corresponde alternar para convertirse en vanguardia política y lideres de los pueblos. Convertir las pre-establecidas premisas de la nueva correlación de fuerzas en una nueva real correlación de fuerzas políticas y sociales.

En el referéndum, los descentralistas y regionalistas hemos perdido el pronto acercamiento de poderes de decisión política a los pueblos. De igual manera perdimos la oportunidad seria de bosquejar la integración, desarrollo y el ingreso a la modernización. Y también perdimos la posibilidad de sentar bases para construir regiones sólidas en el terreno político, económico y social de nuestra patria. El otro que hemos perdido es la posibilidad de ensayar la construcción de contrapoder  político, económico, educativo y social frente al centralismo limeño. Estas aspiraciones se retrasan por lo menos por una década, en fin como buenos demócratas aceptar lo que la mayoría de los pueblos decide.  Lo capital es el rechazo y la derrota política al régimen neoliberal y al Gobierno de Toledo. No perder la fidelidad en los pueblos es otro de los fundamentales. A los descentralistas y a los regionalistas, queda por delante trabajar la conciencia regionalista en la ciudadanía y en los pueblos.

 

Resultados del referendo del 30 de octubre de 2005

REGION

NO

SI

VENTAJA

1. Lima provincias, Ancash, Junìn,  

    Pasco y Huanuco.

78.4%

14.4%

64.4 puntos

2. Tumbes, Piura y Lambayeque.

74.0%

20.0%

54.0 puntos

3. Ica, Huancavelica y Ayacucho.

72.0%

20.0%

52.0 puntos

4. Puno, Tacna y Arequipa.

62.8%

28.3%

34.5 puntos

5. Cusco y Apurimac.

56.9%

32.5%

24.4 puntos

Fuente: Oficina Nacional de Procesos Electorales del Perú (ONPE), al 95% de mesas computados hasta el 01.11.05.

Producción: Estudios y Análisis: Juan Rojas Vargas.



http://alainet.org/active/9767&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales