Repasando el 2012 y al Estado de Guatemala (II) - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2013-01-09

Guatemala

Repasando el 2012 y al Estado de Guatemala (II)

Camilo Martiano
Clasificado en: Politica, Estado, Agro,
Disponible en:   Español       


En el primer aporte bajo este titular concluíamos diciendo sobre los cambios en el Ejecutivo para este 14 de enero 2013. Decíamos que: Los compromisos fueron eminentes en cuanto a las pasadas elecciones 2012, donde los distintos acercamientos “políticos” empresariales y religiosos denotaron y llevaron a distintos ministros al poder, convirtiendo ese poder en granjerías y paseo Estatal. Uno de ellos el Pastor Protestante Evangélico Harold Caballeros, quien fungió y fungió terriblemente como Canciller de la República, hizo del ministerio su peor ejecución; demostrando incapacidad y falta de experiencia. Por otro lado  no digamos el ejercicio del actual Ministro de Agricultura Efraín Medina que durante su carrera Ministerial dejó más sinsabores que sabores…

 
Ambos Ministros fueron la evidencia de la inmadurez política de esta gestión, dejándose notar la poca experiencia de roce internacional y diplomática del actual Canciller y próximo a salir. Lo ocurrido en este caso refiere a que simple y llanamente por haber cumplido el compromiso de campaña y haber quizá aportado una cantidad considerable del diezmo recogido en su ministerio evangélico; hoy Harold Caballeros sin lucha ni gloria entra en los libros de la historia política de Guatemala. Así mismo no es menos la actuación desastrosa del actual ministro de Agricultura Efraín Medina, quien conocedor de técnicas agrícolas, decidió dedicarse al lobby empresarial y sobarle la solapa al grupo agrario que ha mantenido en zozobra a todo un sector agrario que por años ha venido trabajando por la reivindicación de la Reforma Agraria.
 
En una ocasión en entrevista concedida por el actual ministro de Agricultura, planteamos la necesidad de encontrar y hacer los acercamientos necesarios para poder fortalecer al campesino nacional, y como poder llevarlos a diferentes encuentros agrarios de nivel centroamericano, como latinoamericano. El asunto aquí no es la honestidad de las entidades del Estado, tal cual lo decíamos en la primera parte de este aporte. El problema es que la gente puesta por los diferentes “Proyectos Políticos” significan mucho para ellos – Partidos Políticos - y no para lo que en verdad se pueda poner en marcha en beneficio de este pueblo que por años ha seguido sumergido en la retórica del desarrollo rural y nunca podrá llegar, toda vez no haya un compromiso de Estado discutido y debatido desde un bajo nivel, hasta el más alto nivel que pueda entender el campesino conocedor de técnicas ancestrales, sino puedan entender los diferentes técnicos como ingenieros del MAGA (Ministerio de Agricultura y Ganadería).
 
La política exterior es fundamental para la búsqueda del desarrollo laboral, intelectual, científico, cultural, agrario y sobretodo económico. El pasado 2012 fue más la pompa que se hizo con el 13 bak’tun, de lo que se pudo obtener al respecto. Los deportados fueron otro mal manejo de la política exterior de Guatemala; más de 40 mil chapines regresaron a su tierra sin que el estado pueda garantizarles para este 2013 un trabajo digno y bien remunerado; lejos está en poder verse que la política exterior de Guatemala se preocupe por sus coterráneos en países del extranjero. Así mismo sucedió con las migrantes quienes fueron secuestradas, asesinadas, desaparecidas y hoy hasta se conoce de asesinatos por parte de agentes de migración norteamericana y sin poder decir nada el MINREX de Guatemala, seguro dejará para el próximo Ministro enorme tarea. Las familias de los asesinados lloran y claman justicia para que el Estado guatemalteco pueda poner su voz ante las instancias internacionales. Pero que va, la voz del MINREX estuvo callada y obvió estas circunstancias de flagelo que afrontaron los chapines emigrantes durante el 2012.
 
Para Guatemala la agricultura debe significar sinónimo de progreso, pero cuando las clases oligarcas acaparan dicho progreso, el campesino se ve limitado a estas disposiciones empresariales; mientras el Estado y los servidores públicos están más preocupados en cumplir las demandas empresariales, quienes son las que al final financian toda clase de campaña proselitista. En ese orden de ideas Guatemala tiene mucho potencial agrónomo y puede abastecer a toda la región centroamericana, pero lejos estamos en convertimos fehacientemente en dicha potencia debido a los mismos intereses plateados aquí. Efraín Medina actual Ministro del MAGA, pudo haber marcado esa diferencia, pero estuvo más preocupado no solo en recuperar parte de su inversión y por ello el Cargo, alejo al campesinado de una posible reestructuración del sistema agrario en cuanto al desarrollo del mismo. Ventas y acaparamiento de fertilizantes fueron unos de los problemas eternos que embargo al actual ministro. Hoy se va como decíamos sin pena ni gloria, dejando al campesinado en un enredo que por años es conocido. Las complacencias de campaña se dejaron ver en estos dos ministerios y ahora toca esperar si los próximos tendrán la voluntad política de sacar del latrocino al pueblo guatemalteco, tanto en la política exterior como en el desarrollo rural están puestas las esperanzas de toda una nación. Se debe fortalecer ambas direcciones para que el pueblo emigrante pueda trabajar, libre y soberanamente en cualquier país del mundo, como el pueblo campesinado sea tomado en cuenta y no sea un objeto de campaña proselitista como hasta ahora se ha demostrado.
 
Los próximos ministros tendrán una tarea no fácil, pero con voluntad y consensos puede que Guatemala resurja en el ámbito internacional y no por tener un cargo en el consejo de seguridad, nuestros coterráneos sean regresados como costales de papas podridas que ni el estado quiere ver.
 
Así mismo el MAGA y su próximo Ministro tendrán la tarea de hacer inclusiones prontas en el sector agrario, dándoles participación al campesinado productor como eje fundamental. Impulsar el rubro agrícola y el consumo de los productos oriundos del país como alternativa alimenticia y de alto contenido nutricional. Por lo tanto, se debe plantear también que el Estado genere valor agregado a la producción de los campesinos y campesinas, mejorar la infraestructura vial, trabajar por la conservación y reproducción de los cultivos ancestrales; así como el cuidado de la diversidad agrícola.
 
Todas las acciones descritas deben coadyuvar el compromiso del Estado en la lucha contra el hambre y la pobreza, deberá ser uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Asimismo, buscar resolver la disponibilidad y disposición de alimentos mejorando la dieta familiar y contribuyendo a la reducción de la desnutrición infantil que por años han venido arrastrando los distintos gobiernos y no han querido darle salida.
 
La Integración del pueblo en una sola dirección debe servir para que los próximos ministros en mención tengan como tarea resolver estos desordenes administrativos. Dejamos el beneficio de la duda para concluir con el tema, creo en lo personal; si el pueblo no toma dirección de sus actos en este sentido, podremos estar viendo también para el 2015 la promesa de campaña: “EMIGRACION” y “DESARROLLO RURAL”. Espero estar equivocado, ya veremos…
 
 
 


http://alainet.org/active/60775


Documentos Relacionados:
Repasando el 2012 y al Estado de Guatemala - Martiano Camilo [2013-01-08]




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales