Las propuestas de paz de los indígenas - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2012-12-14

Colombia

Proceso de paz

Las propuestas de paz de los indígenas

Edinson Bolaños
Clasificado en:   Social: Social, Indigena, |
Disponible en:   Español       
Compartir:


Popayán. - Esta semana se lanzó en el Cauca la propuesta de paz de las comunidades indígenas de todo el país, con el fin de dejar clara la ruta de trabajo y el papel de la sociedad civil en los diálogos de paz que el gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc sostienen en La Habana.
 
Entre el lunes y el miércoles de la próxima semana se realizará en Bogotá el foro ‘Política de Desarrollo Agrario Integral (Enfoque Territorial), acordado en la mesa de negociación entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Farc en La Habana, como un espacio para que la sociedad civil exponga sus propuestas de cara al proceso de paz. Sin embargo, si bien tanto las comunidades indígenas como las organizaciones sociales del departamento del Cauca consideran que este será un escenario de incidencia, de todas maneras no es el propicio para “negociar” los temas que se deben debatir en sus propios territorios.
 
“Las organizaciones sociales se paran en sus agendas propias que han venido construyendo a lo largo de estos años. Nosotros insistimos en que esas agendas de la sociedad civil no van a ser entregadas para ser negociadas por nadie”, dice la vocera del Espacio Regional de Paz del Cauca, Alejandra Miller. Por ello, hasta el momento no han definido si participarán en el mencionado foro como espacio regional o de manera individual.
 
En este sentido, la propuesta que esta semana lanzó la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), en la hacienda La María (norte del Cauca), insiste en los diálogos directos que deben tener el Gobierno y las Farc con estas comunidades. “Queremos que se dialogue con los que somos víctimas de la guerra en el territorio. Además, porque tenemos unos derechos especiales en temas como la tierra, el territorio, la gobernabilidad, y aunque éstos se han venido planteando en La Habana, no queremos que negocien a nombre de nosotros”, dice Aida Quilcué, líder del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).
 
Tampoco se sienten representados las ‘Mesas regionales para el fin del conflicto’, organizadas por el Congreso de la República, cuyas propuestas fueron presentadas la semana pasada en la mesa de La Habana. “Nos preocupa que se haga aparecer ante los medios y ante el Gobierno y las Farc, que esta iniciativa del Congreso recoge la participación y las propuestas de la sociedad civil en los temas estructurales para lograr la paz”, dice un comunicado que las propias organizaciones sociales del Cauca le entregaron a algunos congresistas, cuando visitaron este departamento para recoger sus planteamientos.
 
Por ejemplo, frente a la reforma agraria, el primer tema que está en juego en la mesa de La Habana, las comunidades del Cauca consideran que se está negociando sin la consulta y el consentimiento previo a los indígenas, afrodescendientes y campesinos, situación que viola un derecho constitucional de los grupos étnicos del país.
 
Y frente a ese tema en debate, su posición es clara: la reforma agraria debe ser integral y abarcar la redistribución de la tierra, la soberanía y seguridad alimentaria, y la no explotación minera en sus territorios, con el fin de evitar que continúe el desplazamiento de la población. “Por eso queremos que se construya con nosotros, porque si se hace en La Habana eso nos va a generar en el posconflicto, un conflicto civil interétnico”, reitera Quilcué.
 
La propuesta presentada en el Cauca involucra a las comunidades indígenas del país y se inscribe dentro del espacio regional de paz conformado por organizaciones indígenas, campesinas, afrodescendientes, comunitarias, urbanas y de mujeres, que está articulado a la “Red de iniciativas de paz desde la base”, la cual agrupa 30 procesos de toda Colombia. Dicho espacio es el que lidera una propuesta gruesa que han venido trabajando hace diez años y que será la hoja de ruta que tendrá la sociedad civil en este proceso.
 
Plantea tres iniciativas: de un lado, construir una propuesta de Cauca posible entre las instituciones, la academia y las organizaciones sociales. “¿Cómo vivir mejor en el territorio?”, es la pregunta que se han planteado, y la respuesta la intentarán encontrar retomando experiencias como ‘Destino Colombia’, que en 1997 pretendió construir posibles futuros para el país con respectivas soluciones al conflicto.
 
Con la segunda iniciativa, se busca trabajar en los temas fundamentales sobre la solución política al conflicto armado, algunos de ellos muy similares a los que se desarrollan en La Habana.
 
Uno de los líderes de ésta iniciativa es Henry Caballero, vocero de paz del desaparecido grupo armado Quintín Lame, que pertenecía a los indígenas del Cauca y que se desmovilizó en los años 90. Caballero ha dicho que si bien las comunidades indígenas no pretenden ir a Cuba, sí quieren decirle al Gobierno y a las Farc, que no solamente ellos pueden tomar decisiones por la sociedad colombiana.
 
Pero el Cauca no es el único departamento que se ha preparado para este proceso de paz. Se conoce de una mesa de diálogo que se instaló en el Chocó. “Así mismo, proponemos que se instalen mesas en Arauca, Meta, Vichada, Caquetá, y en todas las zonas donde la sociedad se ha empezado a organizar, que tiene problemas y que no va a dejar que se los solucionen en una mesa entre actores armados, sino que va a exigir que sea la sociedad misma”, reitera Caballero. En marzo del próximo año realizarán el primer Congreso Nacional por la Paz.
 
La tercera iniciativa va más allá y pretende que organizaciones del espacio regional de paz puedan llevar a cabo diálogos humanitarios bilaterales por fuera de los que se desarrollan en Cuba. “Es decir, diálogos entre una comisión de autoridades indígenas con las Farc, por un lado, y entre una comisión de autoridades indígenas y el Gobierno Nacional, por otro”, es la pretensión de dicha iniciativa.
 
“Tenemos un debate pendiente con el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, frente a lo que ha venido pasando con la Fuerza Pública, y hoy con más razón tras la aprobación del fuero militar, lo que nos pone más en riesgo. Y lo otro es un debate con las Farc porque necesitamos hablar sobre los asesinatos, reclutamientos y demás atropellos que le han causado a los pueblos indígenas. Esos debates se pretende que se hagan en los territorios indígenas de Colombia”, dice Aida Quilcué, explicando en qué consisten los diálogos humanitarios.
 
Queda claro: el Espacio Regional de Paz del Cauca y los indígenas quieren dejar constancia en sus propuestas que si el proceso entre el Gobierno y las Farc avanza en Cuba, las organizaciones sociales podrán incidir en la consolidación de una paz estable y duradera. Pero en caso de que no avancen, han dicho que presionarán para que los actores no se levanten de la mesa sin llegar a algún acuerdo: “Y en ese sentido, el Cauca cumple unas condiciones muy importantes porque tiene unos movimientos sociales muy fuertes con capacidad de movilización, de exigibilidad hacia el Estado, hacia los demás actores para que se logre la paz”, concluye Henry Caballero, líder indígena del Cauca.
 
Fuente:
 
http://www.elespectador.com/noticias/paz/articulo-392520-propuestas-de-paz-de-los-indigenas


http://alainet.org/active/60385




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales