ˇSomos más! - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2012-12-12

ASur

Cumbre del Mercosur Brasilia 2012

ˇSomos más!

Miguel LongoGermán Petrich
Clasificado en: Politica, Internacional, Integracion, Social, Economia, PoliticasEconomicas,
Disponible en:   Español       


En la última Cumbre del Mercosur, Bolivia avanzó con su solicitud de ser miembro pleno del bloque y dos países sudamericanos de habla inglesa, Guayana y Surinam, pidieron ser incorporados como miembros asociados. Desmenuzamos con la ministra de Comunicaciones de Bolivia el escenario próximo hacia la ampliación del bloque.
 
Tras la celebración de la segunda Cumbre del Mercado Común del Sur del año 2012, celebrada el 6 y 7 de diciembre en Brasilia, se avanzó en una nueva incorporación plena al bloque. El presidente de Bolivia, Evo Morales, selló la solicitud de que su país se convierta en el segundo país que se añada a la conformación original.

Esta Cumbre fue la primera en la que participó Venezuela como miembro pleno, aunque si la presencia del presidente Hugo Chávez, lo cual marcó el primer encuentro del bloque ampliado desde su creación en 1991 por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Periodistas de la Radio Pública de Argentina, entrevistaron a Amanda Dávila, ministra de Comunicaciones de Bolivia, sobre la solicitud de incorporación definitiva de su país al Bloque sudamericano.

“En noviembre tuvimos la visita de varios representantes de países y embajadores que vinieron a invitar oficialmente a Bolivia para participar como miembro pleno del Mercosur”, explicó la funcionaria. “El presidente Evo Morales la recibió con mucho gusto ya que él parte de la idea de que tenemos que profundizar los procesos de integración regional en América Latina. Nosotros participamos también en la Comunidad Andina de Naciones (CAN), pero el presidente Morales señaló que la posibilidad que nos ofrece el Mercosur de ninguna manera significa abandonar la CAN, y ése será el desafío”, señaló Dávila.

“Para nosotros, Mercosur significa, en primer lugar, profundizar estos procesos de cambio que se están dando en la región. La posición de Bolivia es que no tenemos que ver esto sólo como un proceso económico sino también como un proceso político, que es lo que interesa. Varios países como Argentina o Brasil, y quizá en otro momento también cuando sea parte Ecuador, y Venezuela que ya acaba de entrar; los que estamos llevando adelante procesos políticos muy importantes donde la integración económica se ve como una gran posibilidad para fortalecer el poder de negociación frente a otros bloques, pero también para lograr una mayor relación económica que, aunque parezca ideal, tenga una base solidaria”.

Se piensa en “una relación que permita a los pueblos avanzar de manera conjunta, cada uno con sus diferencias y con sus grandes potencialidades” señaló la ministra, y agregó: “es de interés común el tema del respeto a la soberanía de los pueblos en este importante bloque; también la posibilidad de mejorar las condiciones de vida de los más oprimidos, que es un principio que muchos países del Mercosur, que lp están poniendo como uno de los primeros objetivos de cualquier acción que se haga, incluso la integración económica”.

Sobre el impacto de la participación del país andino en el Mercosur, Amanda Dávila señaló que su país tiene una “una gran oportunidad de reducir desigualdades, mejorar la situación de la gente marginada, pero también para dar mejores condiciones en el tema de la migración, del intercambio de inversiones, pero siempre de un país a otro. Brasil está muy interesado en invertir en Bolivia, y Bolivia prefiere inversores latinoamericanos que tienen la misma visión, que buscar inversionistas que están fuera de la región”. 

“Brasil hace mucho tiempo está pensando en invertir en la industria y simplemente hay posibilidades de hacerlo mediante éste bloque. Ojalá este año (por 2013) podamos ser realmente miembros y se concluya este proceso. Esta es una de las misiones que tiene el Presidente y una de las posiciones que ha manifestado en la última reunión del Mercosur”.

El sector empresarial boliviano se mostrado dubitativo respecto al ingreso al bloque, y así lo explicó la ministra: “Hay distintas percepciones. Desde el bloque empresarial todavía hay algún temor. Pero el presidente es una persona muy transparente que ha dicho a los empresarios que tienen que competir, que tenemos que competir. Tenemos que mejorar la tecnología, las inversiones, hacer interesantes modificaciones y modernizaciones en toda la infraestructura que tienen los empresarios. Hay también una aceptación por parte de otro sector empresarial que está más dispuesto a asumir el reto. Piden reglas claras, porque de eso se trata. A lo largo de 2013, lo que tenemos que hacer es sentarnos alrededor de las mesas de trabajo, estableciendo cuáles son esas reglas que tenemos que aceptar, cuáles son las preferencias arancelarias, qué tenemos que negociar, etc. Hay cierta cautela en los empresarios, en el sector más conservador. 

Dávila señaló que la oposición política sostiene la postura de descartar “toda posibilidad de integración en el Mercosur, señalando que esto es un desastre para Bolivia, un suicidio, ya que estamos en la Comunidad Andina de Naciones. De hecho dijeron que este paso que esta dando Bolivia nos va a aniquilar frente a la CAN. Y en eso el presidente ha hecho un análisis bastante frío y realista señalando que en este organismo tenemos algunos miembros que establecen acuerdos de libre comercio con otros países, como Estados Unidos, por ejemplo; y que también tienen restricciones arancelarias para los países”. En ese sentido, explicó, “la Comunidad Andina de Naciones es un bloque que tendría también que mirar hacia el futuro para poder ir en el ritmo al que van los países en este momento. El presidente dice ‘nosotros no descartamos la participación en la CAN, pero también tenemos que ver al futuro, y éste es este tipo de bloques’ que necesitamos. Obviamente somos conscientes que dentro del Mercosur existen países que están en la delantera y que tienen una visión muy proteccionista”.

Evo Morales, en Brasilia, planteó la cuestión de las asimetrías entre los miembros del Mercosur, “pero nosotros también confiamos en que habrá un tratamiento especial para Bolivia, como lo hubo en otros procesos de integración. Hay que estudiar con mucho cuidado este tema, ya que somos un país que está creciendo pero todavía tenemos desventajas. Nosotros creemos que esto se puede dar en estas mesas de trabajo, que tienen que funcionar a lo largo de todo este año, porque no es algo fácil. Tenemos que adaptarnos a todos los acuerdos que existen en Mercosur y ver cómo vamos a iniciar de manera práctica nuestra participación en el Mercosur”, explicó la entrevistada.

Las asimetrías, en este nuevo modelo de integración planteado por los gobiernos populares en la primera década del siglo, no han sido pasadas por alto y los planes estratégicos de desarrollo conjunto se han planteado considerando esa base. “Evo Morales señala eso”, dijo Dávila, “de lo contrario entonces nos quedamos solos, ¿no? Entramos al bloque porque necesitamos la experiencia, la capacidad, la fuerza pujante de países como Brasil, por ejemplo, para que vayan jalándonos en este proceso, por decirlo así, que vayamos apoyados por los países con esta visión fraterna y latinoamericana. Esa es la idea que tiene el presidente. Por eso es que él ha dado este paso con el apoyo de las organizaciones sociales y muchos otros, aunque con una posición radicalmente en contra de la oposición, que tampoco nos preocupa mucho porque normalmente cada paso, cada iniciativa que se está dando en el gobierno es respondida siempre con una actitud absolutamente destructiva”.

Evo Morales firmó en Brasilia el compromiso de ingresar, pero ese ingreso tiene que ser ratificado por los miembros del grupo, es decir de Brasil, Argentina, Venezuela y Uruguay. También por Paraguay cuando se recomponga su democracia y se le levante la suspensión. Recordemos que ese país fue el que frenó largo tiempo la incorporación plena de Venezuela porque el Parlamento no daba su aprobación. 

Mientras se debatan en los Congresos nacionales el ingreso boliviano, habrán mesas de que tratarán la adecuación de las estructuras económicas de Bolivia a las condiciones del grupo. 

“Bolivia trabajará con las comisiones negociadoras y esperamos que en los países, las asambleas legislativas apoyen y acepten esta posibilidad para Bolivia”, señaló la ministra de Comunicaciones. “Con este bloque tenemos un importante comercio, estamos exportando entre 20 y 30 mil millones de dólares, solamente entre enero y setiembre de 2012. Claro que mucho de esto es exportación del gas pero ya está avanzado un proceso de industrialización. Además del procesamiento del gas “hemos iniciado procesos de industrialización muy importantes con el litio, que es por así decirlo el petróleo del futuro, según expertos. Por lo tanto sabemos que el desafío es grande, pero todo este tiempo trabajaremos esperanzados, porque no sólo estamos viendo el año 2012, estamos pensando éste país hacia 2025. Esa es la agenda que se ha planteado el presidente Evo Morales, lo cual no significa que se quiera quedar hasta esa fecha, sino que está soñando un país con industrialización, con una mayor integración económica” detalló Amanda Dávila. “Por lo tanto, sí, es una gran esperanza la integración en el Mercosur”.
 
- Germán Petrich | Desde Mendoza, Argentina
Fuente: http://www.apasdigital.org/apas/nota_completa.php?idnota=5747

APAS | Agencia Periodística de América del Sur | www.prensamercosur.com.ar
Facultad de Periodismo y Comunicación Social. Universidad Nacional de La Plata.

 



http://alainet.org/active/60291




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales