El convulso escenario de Oriente Próximo - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2012-12-11

El convulso escenario de Oriente Próximo

Germán Gorraiz López
Clasificado en: Politica, Internacional,
Disponible en:   Español       


 

Netanyahu ha comenzado a ser objeto de críticas no solo de la oposición política, sino también por parte de la prensa y de oficiales en la reserva que lo acusan de los errores políticos que han conducido a Israel al aislamiento internacional.
 
Según CNN, después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) votase la semana pasada con 138 votos a favor, nueve en contra y 41 abstenciones reconocer a Palestina como Estado observador, las autoridades israelíes decidieron acelerar la planificación para la construcción de 3.0000 nuevas viviendas, incluida una sección que une el bloque de asentamientos de Maaleh Adumin y Jerusalén y según aurora-israel, la semana que viene la Comisión de Planeamiento y Construcción de Jerusalén discutirá un nuevo plan para la construcción de otras 1.600 viviendas en el barrio de Ramat Shlomo de Jerusalén .
 
El proyecto de nuevos asentamientos israelíes en la zona llamada E1, un corredor de una superficie de 12 km2 entre Jerusalén y Jericó, en el valle del Jordán que uniría Jerusalén Este con la colonia Maale Adumim, es extremadamente peligroso para una Paz futura, pues cortaría Cisjordania en dos y aislaría a Jerusalén, comprometiendo la viabilidad de un futuro Estado palestino, pues según terra.es, para Israel, el objetivo es crear "continuidad territorial entre la colonia Maale Adumim en Cisjordania, donde viven cerca de 35.000 personas, y los barrios de colonización de Jerusalén Este” .
 
Recordar que en el 2005, Israel quiso transferir a esta zona el cuartel general de la policía para Cisjordania e implantar unas 3.500 viviendas y un centro comercial, el proyecto fue congelado por presiones de la administración del presidente estadounidense de la época, George W. Bush, dándose la paradoja de que el mismo Benjamin Netanyahu, (entonces ministro de Finanzas), viajó al lugar donde iban a construirse las viviendas para denunciar esta decisión).
 
Crisis UE-Israel: La elección de Palestina como Estado Observador ante la ONU ha supuesto para Netanyahu la pérdida del apoyo de destacados países europeos como Italia, Francia o España y sobre todo han visto cómo por primera vez Alemania, se inclinaba por la abstención.
 
Así, Gran Bretaña, Francia, Suecia, Dinamarca y España además de Australia, criticaron la decisión de Israel de construir miles de nuevas casas en territorios ocupados, y convocaron a los embajadores israelíes para discutir el asunto, acción diplomática que contaría con el visto bueno del Gobierno de Obama, quien ha advertido repetidamente a Israel en contra de autorizar asentamientos porque haría casi imposible crear un Estado palestino contiguo.
 
La mayoría de los países que integran la ONU califican de ilegal la construcción de los asentamientos israelíes, acto prohibido según las Convenciones de Ginebra. Sin embargo, más de medio millón de israelíes viven en más de 120 asentamientos construidos desde la ocupación de los territorios palestinos, una cifra que no ha dejado de crecer desde 1967,  según TeleSur.
 
Dependencia de Israel de la UE: El nuevo acuerdo de Asociación UE-Israel que entró en vigor en 2004 conforma el marco legal básico que rige las relaciones entre Israel y la Unión Europea e incorpora la gratuidad de aranceles de los bienes industriales, acuerdos de concesión para productos agrícolas y tránsito de mercancías entre la Unión Europea e Israel, por lo que una revisión de los acuerdos preferenciales UE-Israel dejaría al estado judío en una precaria situación económica.
 
Así, según europa.eu, la UE sería el principal socio comercial de Israel , pues recibe el 35,3% de las exportaciones totales de Israel (16.800 millones de dólares) seguida por los EE.UU. (32,1%), aunque muestra un déficit israelí significativo (7.400 millones $ en 1994 según datos israelíes), explicado en parte por la gran importación por Israel de diamantes en bruto de la UE que se reexportan y por la desfavorable situación estructural de Israel en el mundo (falta de materias primas, necesidad de inversiones extranjeras).
 
Según acsur.org, el 18 de septiembre, la Unión Europea aprobó medidas para eliminar los obstáculos que impiden el acceso de Israel a los mercados europeos gubernamentalmente controlados y ampliar la cooperación de Israel con las nueve principales agencias de la UE, incluidas la Oficina Europea de Policía (Europol), la Unidad de Cooperación Judicial de la UE (Eurojust) y la Agencia Espacial Europea (ESA).
 
Sin embargo, el objetivo último del Gobierno israelí sería la firma del Acuerdo sobre Conformidad, Evaluación y Aceptación de Productos Industriales (ACAA), un acuerdo comercial que busca eliminar las barreras técnicas al comercio de productos industriales, con el objetivo de aumentar el acceso europeo a los mercados israelíes, y viceversa, lo que convertiría de facto a Israel en Estado miembro de la UE.
 
A pesar de que los miembros del Parlamento Europeo que componen el Comité sobre Comercio Internacional (INTA) votaron a favor de dicho protocolo, tras la llamada de la Unión Europea (UE) al embajador de Israel David Walzer para protestar por los planes de su Gobierno para construir nuevos asentamientos, no sería descartable que el Parlamento Europeo votase la suspensión de dichos Acuerdos Preferenciales como mediada de presión hasta que Israel finiquite su política de asentamientos.
 
Desencuentros Obama-Netnayahu: Desde siempre se ha creído que la AIPAC y los halcones del Pentágono actuaban como un gobierno fantasma en Washington, distorsionando la política en función del interés israelí en lugar del de EE.UU, pero la realidad es que el lobby pro-israelí tiene verdadero peso en los ámbitos del poder, pero sólo porque EE.UU. e Israel compartían los mismos intereses geopolíticos.
 
Así, EE.UU. contaría con Israel para mantener a los Estados árabes de Oriente Próximo bajo la amenaza constante de ataque, asegurándose de paso que se mantengan serviles ante Washington e Israel no podría seguir existiendo en su forma actual sin el fuerte apoyo político y material que recibe de EE.UU. ( más de 3.500 millones de dólares en ayuda militar de EE.UU.), pero en estos momentos asistiríamos a un conflicto de intereses entre las dos partes, debido al nuevo concepto geopolítico imperante en la Administración Obama. 
 
La nueva estrategia de la Administración Obama para Oriente Medio buscaría profundizar las líneas de la negociación "multilateral, (incluida la apertura de una línea directa con el régimen de Teherán, y la conformación de un frente aliado árabe, para aislar a los halcones "militaristas", tanto de Teherán como de Tel Aviv).
 
Dicha estrategia estaría además apoyada en las nuevas sanciones impuestas por la ONU a Irán con el objetivo de lograr el debilitamiento real de la economía iraní y con el posible renacimiento de la llamada “Marea Verde”, ( movimiento que trató de socavar las estructuras de la República Islámica) y en el supuesto de lograrse la resolución del contencioso nuclear de EEUU-Irán y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, Teherán conseguiría su objetivo de que se reconozca su lugar en el concierto regional, recuperando el papel de “gendarme del Golfo “ que los estadounidenses confiaron al Sha de Persia e incrementando la cooperación con EEUU relativa a la seguridad en Iraq y Afganistán.
 
Recomposición de la alianza Israel-Turquía: La crisis diplomática entre Turquía e Israel hizo tambalearse la alianza estratégica militar de los últimos años ya que Turquía redujo al mínimo sus relaciones con Israel en respuesta al informe de la ONU que criticaba el ataque israelí a la Flotilla de la Libertad en 2010 en el que murieron nueve turcos.
 
Además de suspender maniobras con Israel, (Anatolian Eagle), Ankara expulsó a los cazas hebreos de su territorio y podría poner fin a la presencia de instalaciones que los servicios de inteligencia del ejército israelí (conocidos como Aman) mantenían en los últimos años en la parte oriental de Turquía, (una base desde la que se podían escuchar los susurros de Teherán), por lo que Israel se habría visto obligado a lanzar el satélite militar Ofek-9, que cuenta con cámaras de alta resolución y que podría ser utilizado para espiar el programa nuclear de Irán
 
El informe de la ONU determinaba que la intervención del Ejército hebreo fue "legal pero excesiva", por lo que instaba a Tel Aviv a disculparse con Ankara, (trámite que Israel de momento no ha cumplido), pero según afirma Vestnik Kavkaza, el viceministro de Exteriores, Danny Ayalón, habría sido apartado por Lieberman de la lista de candidatos de su partido, Israel Beitenu, para allanar el camino a la recomposición de la alianza turco-judía.
 
El nuevo rol de Egipto: Egipto siempre ha sido una pieza clave para mantener la hegemonía norteamericana en Oriente Medio y el norte de África pero los cambios producidos en el pueblo egipcio y que tuvieron su escenificación en la plaza Tahrir del Cairo el día 25 de enero. (día de la ira), para pedir el fin de la dictadura de Hosni Mubarak, se han traducido en una creciente desavenencia entre los Gobiernos de Egipto e Israel.
 
Sin embargo, tras lograrse el alto el fuego provisional entre Israel y Hamás bajo la mediación de Egipto y EEUU y alentado por elogios de varias partes del mundo, Morsi ordenó que “la asamblea dominada por islamistas que actualmente redacta una nueva Constitución no pueda ser disuelta a través de procesos judiciales y que queden extinguidas ante cualquier instancia judicial las demandas relacionadas con sus resoluciones”.
 
Así, tras la remodelación de la cúpula militar con la defenestración del Ministro de Defensa, Tantaui y del Jefe del Estado Mayor Sami Anan, el nuevo Raïs se reviste de un poder personalista con claros tintes autocráticos al reunir en su persona los poderes legislativo y ejecutivo y blindarse ante el Poder Judicial, no siendo descartable la redacción de una nueva Carta Magna que sería referente para un futuro panarabismo, hijo de la Primavera Árabe.
 
Por otra parte, bajo el mandato de Bush Jr., Egipto habría renunciado a la opción nuclear y entregado el control del espacio estratégico de Oriente Próximo a la aviación israelí a cambio de una ayuda anual de mil millones de dólares (según la cadena de televisión estadounidense, Fox News, Estados Unidos suministrará veinte aviones ultramodernos F-16 a Egipto como parte de la ayuda de mil millones de dólares que le desembolsa anualmente a ese país africano).
 
Sin embargo, la situación podría cambiar al ser considerado Egipto aliado estratégico de EEUU, lo que conllevaría la autorización a Egipto y Jordania para que en el 2013 emprendan la producción nuclear para uso civil bajo control estadounidense para así reducir el retraso tecnológico de cincuenta años con respecto a su vecino israelí aunado con un incremento de la ayuda económica de EEUU hasta alcanzar los 3.000 millones de dólares anuales.
 
¿Apertura de un nuevo Proceso de Paz palestino-israelí?: Tzipi Livni , líder del nuevo Partido Hatnuá sería la baza oculta de la Administración Obama para encauzar definitivamente el proceso de paz palestino-israelí. Recordar que Tzipi Livni evolucionó desde el ultranacionalismo sionista de su juventud a un posibilismo que asume la estatalidad palestina y la renuncia a parte de Cisjordania para preservar el carácter judío del Estado de Israel y fiel al Pensamiento de Ben-Gurión «Prefiero la unidad del pueblo judío, a la unidad territorial de Israel»,estaría dispuesta a recorrer un largo trecho en forma de concesiones a cambio de la paz con los vecinos árabes, aunque siempre con la condición sine-qua-non de lograr que el Estado de Israel sea fuerte, autosuficiente y respetado por los países de la región.
 
Caso surgir tras las elecciones de Enero, un nuevo Gobierno de Unidad más proclive a la negociación con los palestinos, Obama podría participar personalmente en un nuevo proceso de paz en el 2013, con el objetivo de establecer las bases para la creación del futuro Estado Palestino, previo reconocimiento del Estado de Israel por parte palestina ), proceso que podría concluir con la firma de un Tratado de Paz entre el nuevo Primer Ministro israelí y el nuevo Presidente de la Autoridad Palestina (que sería el representante del nuevo Gobierno de Unidad que surgiría tras la inevitable aproximación de Hamas y Al Fatah).
 
Acuerdos de Oslo III: el nuevo Gobierno de Unidad palestino accedería a reconocer al Estado de Israel y éste flexibilizaría el boicot a Gaza, no siendo descartable la aplicación por parte de la ONU del Capítulo VII de su Carta Constitutiva
 
Dicho Capítulo establece que “ cuando una zona o área determinada cae bajo el control de un grupo político-militar (como lo es la resistencia islámica de Hamas), y cuando la población civil está expuesta o bajo fuego debido a las acciones militares de ese grupo, el Consejo de Seguridad de la ONU debe intervenir para asegurar la protección de la población civil y al establecimiento de la paz allí donde se haya alterado”, emulando las pasadas intervenciones de la ONU en zonas como Bosnia y Timor Oriental.
 
Dicho Acuerdo contaría con las bendiciones políticas de Egipto, Rusia, Siria e Irán y como colaboradores económicos necesarios en la reconstrucción de Gaza a Arabia Saudí, EEUU, UE, Japón, y Emiratos Árabes ( con un costo aproximado de 3.000 millones de $) y debería ser global y vinculante para todos los países del área geopolítica de Oriente Próximo y lograr la instauración de un nuevo "status quo" en la zona (" Pax obamaniana"), una vez resuelto el contencioso nuclear de EEUU con Irán y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.
 
Aunque contará con la inicial oposición del influyente lobby judío de EEUU (AIPAC), éste lo terminará aceptando al recibir Israel como contrapartida las bendiciones de EEUU a la culminación del Muro de Cisjordania (que incluiría aproximadamente el 10% del territorio de Cisjordania, incluida Jerusalén Este) y el incremento de la ayuda económica cifrada durante la Administración Bush en unos 3.000 millones de dólares de ayuda, (monto que representa casi el 2% del PIB de Israel) hasta los 5.000 millones.
 
Sin embargo, caso de seguir enquistándose el contencioso palestino-israelí, no sería descartable un estrechamiento de relaciones ruso-egipcias que convertirían a Egipto en el portaaviones continental de Rusia lo que aunado con la extensión de su área de influencia al resto de países árabes que circundan a Israel (Siria, Líbano, Palestina y Jordania) podría germinar la semilla de un nuevo panarabismo y reeditar en el próximo quinquenio la Guerra de los Seis Días.
 
 
 


http://alainet.org/active/60249




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales