“Los intereses económicos priman sobre los derechos humanos” en el acuerdo de la UE - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2012-12-03

“Los intereses económicos priman sobre los derechos humanos” en el acuerdo de la UE

Alexandre Praca
Clasificado en: Sindical, Politica, DerechosHumanos, Social, Laboral, Economia, Comercio,
Disponible en:   Español       English    


Los principales activistas de derechos humanos y laborales han manifestado su consternación por la decisión del Parlamento Europeo de dar luz verde a un acuerdo comercial que hace caso omiso de la violencia antisindical que existe en Colombia y Perú.
 
En una votación ganada por una mayoría del 80 por ciento, los miembros de la Comisión de Comercio Internacional han pedido al Parlamento Europeo que apruebe el acuerdo comercial, el cual liberalizará el comercio entre la UE y los dos países andinos mediante la eliminación de los aranceles de exportación e importación de bienes y servicios.
 
Sin embargo, Colombia es el país más peligroso del mundo para los sindicalistas, según un informe de la Confederación Sindical Internacional (CSI).
 
Perú también ha sido repetidamente acusado de violar las normas internacionales sobre la libertad sindical, así como los derechos medioambientales y de los pueblos indígenas.
 
Por esta razón, se exigió a ambos Gobiernos la presentación de hojas de ruta sobre los derechos humanos y la protección del medio ambiente.
 
Sin embargo, los que critican estas hojas de ruta afirman que los documentos entregados por Perú y Colombia no son más que “mera palabrería”.
 
“Lo que nos dieron al final los dos países estaba lejos de ser una hoja de ruta. De ninguna manera incluían objetivos cuantificables y verificables”, señaló Ska Keller, eurodiputado alemán de Los Verdes, uno de los pocos partidos opuestos al acuerdo. Es muy decepcionante que nuestros colegas de la Comisión de Comercio Internacional no hayan tenido en cuenta nuestras preocupaciones.”
 
 Hojas de ruta
 
Los sindicatos también lamentaron el hecho de que nunca se les consultara durante el proceso de elaboración de estas hojas de ruta.
 
“En Colombia, las confederaciones nacionales no fueron invitadas a discutir la propuesta. Tampoco participaron en Perú. El texto se remite a un Acuerdo Nacional en el que no participaron ni los sindicatos ni las organizaciones de la sociedad civil”, afirmó Isabelle Hoferlin, Coordinadora regional de la CSI para Asia-Pacífico y las Américas.
 
Las empresas europeas, sin embargo, no están de acuerdo con esta posición, e indican que el documento contiene normas claras sobre el respeto de los derechos fundamentales.
 
“Los importantes beneficios que este Acuerdo de Libre Comercio va a portar al mercado de trabajo europeo y al programa de crecimiento justifica plenamente su ratificación”, afirmó Business Europe, un grupo de interés que ejerce presión en representación de las federaciones de la industria y de los empleadores de 35 países
 
El acuerdo también “facilita el comercio, en especial los obstáculos no arancelarios, en particular en zonas donde la UE es altamente competitiva, pero sobre la que pesan normas y reglamentos técnicos extranjeros”, señala un sitio web creado por Proexport, un organismo gubernamental colombiano.
 
A principios de 2011, Colombia ratificó un acuerdo similar con Estados Unidos con compromisos mucho más exigentes con miras a erradicar la violencia contra los defensores laborales. Este plan, sin embargo, no ha logrado mejorar la situación.
 
Desde que el acuerdo entró en vigor, han sido asesinados 34 sindicalistas y otros 485 dirigentes más han recibido amenazas de muerte por defender los derechos laborales en Colombia.
 
Según Keller, está muy claro quiénes van a ser los ganadores y los perdedores de este nuevo acuerdo:
 
“Mis colegas (eurodiputados) encuentran extremadamente importante los beneficios que aporta a la propia Unión Europea”, afirmó.
 
“Por ejemplo, la exportación de leche es, para ellos, el elemento más importante, ya que aminora un poco la presión del mercado de la leche de aquí. Es un interés económico el que prima por encima de las preocupaciones en materia de derechos humanos.”
 
La votación final del Parlamento Europeo se llevará a cabo en el 11 de diciembre.
 
Los activistas de derechos humanos y laborales consideran que se trata de la última oportunidad de posponer el acuerdo.
 
Si el Pleno vota positivamente, las medidas preliminares entrarán automáticamente en vigor.
 
www.equaltimes.org


http://alainet.org/active/60051




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales