Previsiones económicas para el 2013 - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2012-11-28

Previsiones económicas para el 2013

Germán Gorraiz López
Clasificado en:   Economía: Economia, Indicadores, PoliticasEconomicas, |
Disponible en:   Español       English    
Compartir:


          

El fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos, por lo que la irrupción de la crisis económica en la aldea global ha provocado la aparición de nuevos retos para gobiernos e instituciones sumidas en el desconcierto y en la incredulidad, retornando lenta pero inexorablemente a ciclos económicos regresivos desconocidos desde la II Guerra Mundial.
 
Orígen de la crisis: La política suicida de las principales entidades bancarias mundiales en la concesión de créditos e hipotecas de alto riesgo aparece como detonante de la crisis de las subprime de EEUU, seguida de la aparición de los activos tóxicos, un goteo incesante de insolvencias bancarias, una severa contracción de los préstamos bancarios y una alarmante falta de liquidez monetaria y de confianza en las instituciones financieras con un costo estimado de 4,5 billones para países como EEUU, Reino Unido y Japón y 2,5 billones para la UE.
 
Estallido de la burbuja inmobiliaria que ha provocado el hundimiento del castillo de naipes económicos de EEUU ( Florida, California y New York) y los países periféricos europeos (Irlanda, Italia, Grecia, Portugal y España) pues sus economías se han basado en el último decenio en la conocida "dieta mediterránea" cuyos ingredientes principales eran el "boom" urbanístico, el turismo y el consumo interno y que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008).
 
Todo ello ha originado la desestabilización económica global y el estancamiento o entrada en recesión de las principales potencias económicas mundiales, dibujándose un escenario a cinco años en el que se podría regresar al proteccionismo económico, con la subsiguiente contracción del comercio mundial y posterior finiquito a la globalización económica.
 
Riesgo de una nueva recesión económica mundial: La crisis de deuda en la eurozona y ciertos indicadores macroeconómicos recientes de países como Alemania, China o EEUU han alertado del riesgo de que el escenario recesivo regrese a la economía mundial en 2013, tal como ha advertido el FMI y según europapress, la Reserva Federal (Fed), ha rebajado sus previsiones económicas hasta la horquilla del 1,9- 2,4% para el 2012 y ha elevado levemente su previsión sobre la tasa de paro para este año (entre el 8% y el 8,2%).
 
Además, los expertos del FMI estimaron que una consolidación fiscal en EEUU de alrededor del 4% del PIB en 2013 "podría reducir el crecimiento anual muy por debajo del 1%, algo que resultaría en una contracción de la mayor economía del mundo el próximo año”, lo que aunado con la inevitable depreciación del euro frente al dólar debido a los problemas de deuda soberana en la Eurozona y un posible repunte del precio del crudo debido a factores geopolíticos desestabilizantes , podría dar lugar a episodios de estanflación en EEUU y la Eurozona para el 2013 y producir un nuevo crash bursátil .
 
Riesgo de crash bursátil: La euforia de Wall Strett en el 2011(y por extrapolación del resto de bolsas mundiales) tras los resultados de los llamados "test de estrés" de las entidades financieras llevadas a cabo por la Administración USA y el goteo de datos económicos superiores a previsiones artificialmente rebajadas por las agencias de calificación habrían ayudado a la sobreponderación de los brotes verdes de la economía (aumento del 3% del PIB en el 2011 y notable mejora de resultados de la banca y Wall Strett).
 
Sin embargo, la incertidumbre sobre el nivel suelo de los valores bursátiles estaría haciendo mella entre los inversores, pues un inversor está dispuesto a pagar un precio por una acción si le reporta dinero en el futuro, por lo que el valor de dicha acción es el total de flujos esperados.
 
Así, el nivel suelo (nivel en el que confluyen beneficios y multiplicadores mínimos), se situaría a fecha de hoy en la horquilla de los 8000 y 9000 puntos en el Dow Jones, debido a la mayor virulencia y profundidad que presenta la crisis económica y muy lejos de los estratosféricos techos actuales (rondando los 13.000 puntos y rememorando valores de octubre del 2008).
 
Sin embargo, el proceso especulativo impulsa a comprar con la esperanza de sustanciosas ganancias en el futuro, lo que provoca una espiral alcista alejada de toda base factual, con lo que el precio del activo llega así a alcanzar niveles estratosféricos hasta que la burbuja acaba estallando (crash) debido a la venta masiva de activos y la ausencia de compradores, lo que provoca una caída repentina y brusca de los precios, (hasta límites inferiores a su nivel natural) dejando tras de sí un reguero de deudas (crack bursátil).
 
Dicho estallido tendría como efectos benéficos el obligar a las compañías a redefinir estrategias, ajustar estructuras, restaurar sus finanzas y restablecer su crédito ante el mercado (como ocurrió en la crisis bursátil del 2000-2002) y como daños colaterales la ruina de millones de pequeños inversores todavía deslumbrados por las luces de la estratosfera, la inanición financiera de las empresas y el consecuente efecto dominó en la declaración de quiebras , frecuentes estallidos de conflictividad laboral e incrementos de la tasa de paro hasta niveles desconocidos desde la época de la II Guerra Mundial aunado con incrementos espectaculares del déficit público y de la deuda externa y la continuación de la crisis económica hasta el 2.014.
 
¿Hacia el Proteccionismo económico?: La implementación por EEUU y la UE de medidas proteccionistas (fomento del consumo de productos nacionales), en forma de ayudas para evitar la deslocalización de empresas; subvenciones a la industria agroalimentaria para la instauración de la etiqueta BIO a todos sus productos manufacturados.
 
Además, la elevación de los parámetros de calidad exigidos a los productos manufacturados del exterior y la imposición de medidas fitosanitarias adicionales a los productos de países emergentes obligará a China e India a costosísimas inversiones para reducir sus niveles de contaminación y mejorar los parámetros de calidad, dibujándose un escenario a cinco años en el que se pasaría de las guerras comerciales al proteccionismo económico, con la subsiguiente contracción del comercio mundial, posterior finiquito a la globalización económica y ulterior regreso a los compartimentos estancos en la economía mundial.
 
Economías del primer mundo: Riesgo de Double Dip, subida de tipos de la Fed y del BCE y posible hundimiento bursátil para el 2013, lo que provocará la inanición financiera de las empresas y una brutal contracción del consumo interno que tendrá su consiguiente efecto dominó en la cascada de cierres empresariales y en el aumento de la tasa de paro hasta niveles desconocidos desde la II Guerra Mundial (con estimaciones de tasas de paro del 8,5 % para EEUU y del 11,5 % en la Eurozona para finales del 2012).
 
Finiquito del consumismo compulsivo imperante en la pasada década, provocado por las tasas de paro galopantes y la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores debido a los exiguos incrementos salariales, congelación o dramática reducción de los mismos y generalización de la precariedad laboral con salarios mínimos e interinidad vitalicia: implantación de la jornada laboral mínima de 45 horas semanales y retraso de la jubilación a los 67 años, unido al deterioro progresivo de las condiciones laborales.
 
Frecuentes estallidos de conflictividad laboral y agudización de la fractura social de los países desarrollados, quedando diluidos los efectos benéficos de las anunciadas medidas sociales por la cruda realidad de la severa crisis económica y obligando a amplias capas de la población a depender de los subsidios sociales, lo que aunado con el incremento de ataques xenófobos por parte de grupos neonazis podría terminar por desencadenar violentos disturbios raciales.
 
Países emergentes (BRIC), México y Corea del Sur: Estancamiento de sus economías con crecimientos anuales del PIB cercanos al 5 % después de un decenio espectacular con tasas de crecimiento de dos dígitos. Según EFE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó las previsiones de crecimiento de la economía de Brasil para 2012 de 3 % a 2,5 % (lastrado por su baja productividad y una inflación galopante que rozaría ya el 5%) y advirtió sobre el auge de crédito y las altas tasas de interés que pueden frenar el crecimiento a largo plazo.
 
Por otra parte, según un sondeo difundido por la agencia Reuters la economía china se expandió un 7.6% en el segundo trimestre desde el mismo período del 2011(tasa de crecimiento más raquítica desde la crisis financiera de 2008-2009), por lo que el Banco Central de China recortó las tasas de interés por segunda vez consecutiva en un claro intento de desapalancar una economía que ha registrado su sexta bajada consecutiva en la tasa de crecimiento.
 
Brutal constricción de las exportaciones y reducción espectacular de sus superávit debido a la contracción del consumo mundial y al establecimiento por las principales economías mundiales de sistemas económicos proteccionistas (elevación de los parámetros de calidad exigidos), lo que obligará a países como China e India a la implantación de leyes laborales y medioambientales más estrictas . Por otra parte, China sería propietaria de 1,2 billones de $ en bonos del Tesoro Público de EEU e invierte en dólares para limitar la subida de su propia moneda, pues un incremento acelerado de la misma haría a la industria china menos competitiva, lo que le convierte en el mayor acreedor de EEUU y le hace totalmente dólardependiente.
 
Desertización de amplias zonas industriales, lo que originará éxodos masivos de población urbana a las zonas rurales obligando a vivir una gran parte de su población por debajo del umbral de la pobreza, siendo previsibles epidemias y episodios de hambruna, un notable incremento de la inestabilidad social y un severo retroceso de las incipientes libertades democráticas.
 
Países periféricos y emergentes de Europa: Sustitución de la actual Unión Europea por una constelación de países satélites dentro de la órbita de la alianza franco-germana, viéndose obligados el resto de países no integrados en dicha órbita a devaluar sus monedas y retornar a economías autárquicas tras sufrir masivas migraciones interiores.
 
Asimismo, deberán proceder a la reapertura de abandonadas minas de carbón y obsoletas centrales nucleares para evitar depender energéticamente de una Rusia que conjugando hábilmente el chantaje energético, la amenaza nuclear disuasoria, la intervención militar quirúrgica y la desestabilización de gobiernos vecinos “non gratos” irá situando bajo su órbita a la mayoría de los países desgajados de la extinta URSS.
 
Países del Tercer Mundo: Inflación desbocada e incremento espectacular de la deuda exterior, debido a la necesidad imperiosa de importar cantidades ingentes de alimentos para abastecer a sus habitantes ante la alarmante carestía de productos agrícolas básicos para su alimentación (trigo, maíz, mijo, sorgo y arroz) aunado con el estrangulamiento de sus exportaciones, lo que obligará a una gran parte de su población a vivir por debajo del umbral de la pobreza.
 
Por otra parte, el estancamiento del precio del crudo en el bienio 2008-2010 (a pesar de los sucesivos recortes de producción por parte de la OPEP) debido a la severa contracción de la demanda mundial y a la huida de los brokers especulativos , imposibilitará a los países productores conseguir precios competitivos (rondando los 90 $) que permitirían la necesaria inversión en infraestructuras energéticas y búsqueda de nuevas explotaciones, lo que podría dibujar un escenario de estrangulamiento de la producción mundial del crudo una vez superada la actual crisis económica global en el horizonte del 2015.
 
Ello originará presumiblemente una psicosis de desabastecimiento y el incremento espectacular del precio del crudo (rozando los 150 $) que tendrá su reflejo en un salvaje encarecimiento de los fletes de transporte y de los fertilizantes agrícolas, lo que aunado con la aplicación de restricciones a la exportación de los principales productores mundiales para asegurar su autoabastecimiento terminará por producir el desabastecimiento de los mercados mundiales, el incremento de los precios hasta niveles estratosféricos y la consecuente crisis alimentaria mundial.
 
¿Hacia la crisis alimentaria mundial?: La carestía de productos agrícolas básicos para la alimentación (trigo, maíz, arroz, sorgo y mijo) y el incremento bestial de dichos productos en los mercados mundiales que tuvo su punta de iceberg en el 2.007, irá presumiblemente “in crescendo” a lo largo de la próxima década.
 
Ello estaría provocado por el desarrollo económico suicida de los países del Tercer Mundo con crecimientos desmesurados de macrourbes y megacomplejos turísticos y la consiguiente reducción de superficie dedicada al cultivo agrícola aunado con el cambio de patrones de consumo de los países emergentes debido al aumento espectacular de la clases medias y su poder adquisitivo y la fortaleza del dólar y el alza de los precios del crudo con el consiguiente desvío de inversiones especulativas a mercados de materias primas (commodities).
 
A ello ha contribuido el incremento del uso por los países del primer mundo de tecnologías depredadoras (biocombustibles) que bajo la etiqueta BIO de países respetuosos con el medio ambiente no han dudado en fagocitar ingentes cantidades de maíz destinadas en un principio a la alimentación para la producción de biodiesel, aunado con inusuales sequías e inundaciones en los principales graneros mundiales.
 
Así, según prensa.com, la amenaza de daños a las cosechas en amplias regiones de Estados Unidos por la ola de calor y la persistente sequía está teniendo un efecto inmediato en el alza del precio de los cereales y la soja alcanzó en la Bolsa de Futuros de Chicago (CBOT) un nuevo récord y el maíz se situó en el precio más alto en cuatro años (subidas rozando el 30%), todo lo cual derivará en el horizonte del 2016 en una hambruna desconocida que afectará sobre todo a las Antillas, México, América Central, Colombia, Venezuela, Bolivia, Paraguay, Egipto, India, China, Bangladesh, Corea del Norte, Mongolia y Sudeste Asiático, ensañándose con especial virulencia con el África Subsahariana y pudiendo pasar la población atrapada en la inanición de los 1.000 millones actuales a los 2.000 millones previstos por los analistas.
 



http://alainet.org/active/59936




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales