La economía de Brasil podría mejorar con una política industrial - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2012-02-03

Brasil

La economía de Brasil podría mejorar con una política industrial

Mark Weisbrot
Clasificado en:   Economía: Economia, Indicadores, PoliticasEconomicas, |
Disponible en:   Español       English    
Compartir:


La semana pasada, Brasil alcanzó un nuevo récord de desempleo de 4,7 por ciento.  Incluso con  los datos ajustados estacionalmente, sigue siendo un récord, con sólo el 5,5% de la fuerza laboral en desempleo. Se trata de un logro positivo y refleja en parte el hecho de que la economía brasileña ha llegado a un rendimiento mucho mejor con Lula y Dilma que en los años de Cardoso. PIB per cápita creció sólo un 3,2 por ciento durante los ocho años del gobierno de Cardoso, pero ha aumentado casi un 28 por ciento desde que el Partido de los Trabajadores llegó al gobierno en 2003.
 
Sin embargo, hay otras tendencias que deben ser motivo de preocupación. De los 5,1 millones de puestos de trabajo creados desde el año 2002, 493.000 (9,7 por ciento) fueron en el sector industrial. Más de 1,6 millones (32 porciento) fueron creados en los servicios financieros y empresariales. Esta tendencia se ha acelerado rápidamente en los últimos años, por lo que en los últimos dos años se han generado solamente 35.000 puestos de trabajo en el sector industrial, frente a 497.000 en los servicios financieros y de negocios. En el trimestre más reciente, el 90 por ciento de los nuevos empleos [http://www.cepr.net/index.php/data-bytes/latin-america-data-bytes/brazil-record-low-unemployment-but-jobs-picture-mixed] fueron creados en los servicios empresariales/ el sector de finanzas - un sector que representa el 16,9 por ciento del empleo.
 
Esta no es una buena tendencia para el futuro de Brasil. Cualquier expansión del sector financiero contribuye a la economía - la expansión del crédito, por ejemplo - pero también hay una gran cantidad de residuos. Parte de ella, como la compra y venta de instrumentos de inversión que contribuyen a la sobrevaluación de la moneda, es perjudicial. La sobrevaluación del real es una de las principales políticas que ha afectado al sector en Brasil, por hacer las importaciones artificialmente baratas y las exportaciones brasileñas más caras. El Banco Central de Brasil ha contribuido significativamente a este problema al mantener las tasas de interés a niveles irrazonablemente altos.
 
La prensa financiera y personas involucradas en la política exterior de Estados Unidos están muy entusiasmadas con la política económica en Brasil, que ofrece oportunidades para los inversores extranjeros para ganar dinero. Vale la pena comparar el progreso económico reciente de Brasil al de Argentina, un país que es tratado muy mal por la prensa financiera. Desde su suspensión de pagos en 2002, Argentina casi no ha tenido acceso a  préstamos internacionales y recibe muy poca inversión extranjera directa en comparación con Brasil. El ingreso, o PIB por persona, de Brasil estaba cerca al de Argentina en 2002, en el peor momento de la recesión en Argentina.
 
Desde entonces, sin embargo, Argentina ha crecido mucho más rápidamente que Brasil [http://www.cepr.net/index.php/blogs/beat-the-press/brazils-per-capita-income-did-not-grow-by-200-percent-over-the-past-decade] y actualmente el ingreso promedio real de Argentina está a 40 por ciento más alto que el promedio brasileño. Y porque el ingreso se distribuye de manera más desigual en Brasil que en Argentina, la brecha entre los dos países es mucho más grande para los pobres y la mayoría de los brasileños.
 
Está claro que Brasil ha obtenido resultados mucho mejor que en las décadas de los años 80 o 90, pero aún está lejos de alcanzar su potencial. Para ello, se necesita una estrategia industrial y de desarrollo que impulsa la economía en las áreas de producción con mayor valor agregado.
 
Muchos asocian un crecimiento rápido con más destrucción del medio ambiente. Pero de hecho, Brasil podría crecer mucho más rápidamente y con menos destrucción del medio ambiente si contara con una política industrial, en lugar de su dependencia cada vez mayor de productos primarios que, por ejemplo, contribuyen en gran medida a la deforestación.
 
- Mark Weisbrot [http://www.cepr.net/index.php/mark-weisbrot-en-espanol/] es codirector del Center for Economic and Policy Research (CEPR), en Washington, D.C. Obtuvo un doctorado en economía por la Universidad de Michigan. Es también presidente de la organización Just Foreign Policy y co-escritor del nuevo documental de Oliver Stone, South of the Border [southoftheborderdoc.com].
 
[http://www.cepr.net/index.php/other-languages/spanish-op-eds/la-economia-de-brasil-podria-mejorar-con-una-politica-industrial]


http://alainet.org/active/52550&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales