Antes y después de los indignados - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2011-10-18

Chile

Antes y después de los indignados

Ubaldo Tejada Guerrero
Clasificado en: Educacion, Social, Juventud, Paradigmas,
Disponible en:   Español       


En definitiva, parece que la población chilena está desencantada con el sistema y reclama un cambio profundo alternativo al modelo neoliberal: “tenemos que cambiar de modelo, superar las enormes desigualdades, somos el pueblo de Chile, somos invencibles". Con esta contundencia se manifiesta Giorgio Jackson, líder de los "indignados" chilenos, en relación a la protesta que llevan a cabo desde hace cinco meses en pos de una educación gratuita para todos en su país: "el pueblo chileno está desafiando al Gobierno y a un presidente que está sordo y ciego”.
 
"Democracia real, al margen de los partidos tradicionales, que, según afirman, no les representan. Buscamos que Chile y su gobierno recuperen el sentido común que hemos visto en Europa. Chile es hoy en día un país donde predomina la desigualdad. Hemos sido un laboratorio del neoliberalismo salvaje durante años (la dictadura de Pinochet), a costa de dejar de lado los derechos sociales más mínimos", apunta Jackson, quien integra el grupo de estudiantes chilenos encabezados por la líder de las protestas, Camila Vallejo.
 
Representantes del magisterio y el estudiantado chilenos entregarán al gobierno, el martes 18 de Octubre, los resultados finales del plebiscito del 7 y 8 de octubre últimos. La citada ceremonia tendrá lugar en el Palacio de La Moneda y estará a cargo del Colegio de Profesores y de otros referentes de la Mesa Social por la Educación, promotora del referendo en el que participaron más de un millón y medio de chilenos residentes en el país y en otras 25 naciones.
 
Concluida la consulta popular el presidente del gremio magisterial, Jaime Gajardo, destacó “la respuesta de la ciudadanía a la convocatoria, sobre todo en la capital y en las regiones de Los Lagos, Valparaíso, Bío Bío, Tarapacá y Magallanes. Esto significa que se trata de un movimiento muy profundo, que va a las raíces de la sociedad y que se da a nivel global y que ha tenido expresiones muy trascendentes este año, con los ‘indignados de España y el movimiento Ocupen Wall Street’'.
 
Significó asimismo la participación de las comunidades de chilenos en otros países, muchos de los cuales ejercieron el sufragio vía on line. Ello marca un cambio en la cultura política de este país con la irrupción de nuevos protagonistas en la vida social, significa, 'significa que los ciudadanos se han empoderado, se trata además de una cultura política que tiene elementos muy comunes en el mundo entero, por ejemplo el tema de la no violencia, la búsqueda de reconciliación con la Tierra.
 
Según el último parte trascendido a la prensa, escrutado el 91,5 por ciento de los sufragios, más del 90 por ciento de los votantes favoreció, primero, un sistema de educación pública y gratuita, garantizado por el Estado; segundo, incorporar el plebiscito vinculante como método de solución de grandes problemas nacionales; tercero, un 89 por ciento se mostró partidario de la desmunicipalización de la enseñanza Básica y Media, traspasándola al Ministerio de Educación de forma desconcentrada y autónoma; y, cuarto, un 87 por ciento exigió poner fin al lucro en todos los niveles de enseñanza.
 
La entrega de los datos del plebiscito al Ejecutivo tiene lugar en el contexto de una jornada nacional de movilizaciones sociales en defensa de cambios estructurales en el modelo educacional, y que incluirá hoy y mañana talleres de reflexión en centros de trabajo y comunidades, cacerolazos y marchas, entre otras iniciativas, que remecen a bastiones neoliberales colombianos y mexicanos.
 
Ésta protesta global, no es un movimiento coyuntural, ya que apunta a los ejes fundamentales de nuestra sociedad y a la disconformidad de los ciudadanos, con esto que es una democracia que no lo es. Es el reclamo es contra un grupo de políticos con escasa representatividad en los sectores populares, que con el apoyo de los sectores empresariales y los grupos de poder económico, logran tomar el poder y de ahí administrar los asuntos públicos de espaldas a la ciudadanía, por ello exigen una democracia de verdad, una democracia real.
 
Otro gran tema, es la propuesta de un plebiscito, permite resolver de una manera democrática los grandes conflictos que tenemos contra la globalización neoliberal, incluyendo, la actual Constitución Política del Estado que no lo permite, indicó, cambiando la Carta Magna, que debe ser una obra de la ciudadanía, aunque ello en realidad nunca ha ocurrido en la historia de Chile. Es el momento que la Constitución tenga efectivamente un origen ciudadano y nos dé las garantías para poder vivir en un país efectivamente democrático, no en esta democracia de baja intensidad.
 
Finalmente, de cara a las elecciones municipales de 2012 y a los comicios presidenciales de 2013, Jackson considera que el movimiento de "indignados" en Chile se convertirá en una "fuerza imparable" la cual no podrá ser ignorada por la clase política.
 
En ese sentido, las últimas encuestas ofrecen datos curiosos: ni siquiera la izquierda, que habría podido capitalizar la ola de indignación de los jóvenes chilenos, ha logrado subir demasiado desde que comenzaron las protestas: registra en torno al 10 por ciento de apoyos. Comienza el fin del modelo neoliberal, ejemplo del capitalismo global en crisis.
 
- Ubaldo Tejada Guerrero es Analista Global


http://alainet.org/active/50240&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales