La 13' Cumbre Ibero Americana - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2003-11-13

La 13' Cumbre Ibero Americana

Isaac Bigio
Clasificado en:   Política: Politica, |   Internacional: Internacional, |   Social: Social, |   Economía: Economia, |
Disponible en:   Español       
Compartir:


La XIII Cumbre de mandatarios ibero-americanos se reúne en Santa Cruz (Bolivia) el 14-15 de Noviembre. Dicho evento se da 4 semanas después que un levantamiento popular impuso la renuncia del presidente del país anfitrión. Al mismo tiempo que se congreguen los jefes de estado se realizará una cumbre paralela de organizaciones laborales y populares. Los 21 países participantes aprobarán una serie de acuerdos conjuntos pero han de darse una serie de roces en cuanto al debate sobre donde deberá estar la sede central o sobre temas como el de la guerra iraquí.

En la cumbre anterior realizada en Bávaro ( República Dominicana) exactamente un año atrás, Gonzalo Sánchez de Losada había llegado a ésta a unos 100 días de haber retornado a la presidencia boliviana. Él ofreció la segunda ciudad de su república como sede del nuevo encuentro buscando valerse de ésta para catapultarse interna e internacionalmente.

Mas, el hombre que diseñó el modelo económico monetarista boliviano desde 1985, ha sido remplazado por su vicepresidente Carlos Mesa. Mientras terrenos del ex presidente Sánchez vienen siendo invadidos por campesinos en Sorata, Mesa trata de estar con un pie en la cumbre presidencial y otro en el del Encuentro Social Alternativo convocado por Evo Morales y varios de los manifestantes que ocasionaron la caída gubernamental.

La idea de estas reuniones es crear una comunidad iberoamericana pero ahora ésta se congrega en el país más indígena en momentos en el cual hay un emergente movimiento aymara-quechua que cuestiona la herencia hispana.

La I cumbre se realizó en 1991, cuando la URSS y la bi- polaridad caían y en toda la región y el mundo se iba desarrollando las democracias representativas con economías abiertas. Doce años después empiezan a haber gobiernos y fuertes movimientos sociales que ponen en cuestión dicha orientación. Lula es ahora el primer presidente obrero iberoamericano y tanto él como Chávez, Kirchner o Castro ponen objeciones al 'consenso de Washington' mientras que la izquierda acaba de conseguir grandes avances en Bolivia y Colombia y ex guerrilleros podrían ganar las entrantes presidenciales en Uruguay y El Salvador.

Pese a ello no existen inmediatas posibilidades para que en algún país iberoamericano se interrumpa la democracia de mercado ya sea mediante exitosas dictaduras militares o revoluciones socialistas. La emergente izquierda que llega a los gobiernos es una que ha abandonado la vía armada y se apresta a sostener a los estados y mercados que en algún momento pidieron derrocar. La cumbre iberoamericana buscará consolidar a los gobiernos constitucionales de la región e inyectar fondos para aplacar la hoguera boliviana.

El temor a nuevas explosiones sociales como las de Bolivia, Argentina o Ecuador hará que diversos mandatarios quieran presionar a Bush para una modificación de una línea dura. El mayor sostenedor de la estrategia halcona, Alvaro Uribe, es uno de los mandatarios que más debilitado entra a este cónclave.

En Latino América viene creciendo una forma de descontento frente al vecino del norte. Después que se le pidió al sur que abriera sus mercados internos EEUU mantiene proteccionismos. Los gobernantes que más siguieron el sendero de represión anti-coca no han recibido el apoyo deseado y han sufrido derrotas.

El objetivo inicial de la cumbre fue la de ofrecer un nuevo espacio común entre las potencias peninsulares y sus viejas colonias americanas. Semejante foro no hubiese sido posible durante la guerra fría. Dieciocho de los 21 participantes de la cumbre iberoamericana son miembros de la OEA junto a Norteamérica y el Caribe no-latino. Entre ambos cónclaves hay diferencias. Los encuentros iberoamericanos piden el cese del bloqueo contra Cuba y cuestionan a EEUU por no entrar a la corte penal internacional.

No obstante, no hay diferencias irreconciliables entre ambos. España y Portugal participaron con EEUU y Reino Unido en la cumbre de las Azores que preparó la guerra iraquí, mientras el grueso de los latinoamericanos no apoyaron la invasión. Madrid y Lisboa tratan de mostrar a Washington que son socios y competidores amigos en el mercado latinoamericano. Lula y otros gobiernos latinoamericanos tratan de maniobrar entre EEUU y la UE, entre el dólar y el euro.

En la cumbre se producirán choques entre Cuba, opuesta a la guerra de Irak y partidaria –igual que México- de dar asilo a los vascos, y España, partidaria de la línea dura anti-terrorista. Ambos son los únicos países que no son repúblicas o tienen una economía capitalista.

Madrid quiere ser la sede central pero esto no convence a muchos que quisieran que ésta se establezca en las Américas y desconfían que España quiera ir acumulando demasiado poder en la región.

La cumbre seguirá sirviendo para que los países latinos puedan crear un contrapeso frente a EEUU y tender un puente hacia la UE, y para que España pueda querer incrementar sus inversiones y presencias en sus ex posesiones.

* Isaac Bigio es Analista Internacional. Ha obtenido grados y postgrados en historia y polìtica econòmica en la London School of Economics, donde tambièn ha enseñado. Premio Dillons (Waterstone) a la excelencia. Escribe para unos 200 medios.

http://alainet.org/active/4970&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales