La importancia de la energía eléctrica en el desarrollo sustentable de Venezuela - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2010-12-03

Venezuela

La “Cultura Energética” debe ser asignatura obligatoria en todos los planes de estudio

La importancia de la energía eléctrica en el desarrollo sustentable de Venezuela

Luis Alberto Matos
Clasificado en:   Social: MedioAmbiente, |   Economía: Economia, Industria, RecursosNaturales, |
Disponible en:   Español       
Compartir:


 
“La educación energética es un componente inseparable de la educación para un desarrollo sostenible.”
Mario Alberto Arrastía Ávila
 
 
El Gobierno Bolivariano de Venezuela, consciente de la necesidad de incrementar la generación de energía eléctrica, ha implementado un plan de obras y proyectos que garanticen, a mediano plazo, la distribución y el acceso de la electricidad a toda la población.
 
El Diputado Juan Carlos Dugarte, de la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional, señaló que el monto de las inversiones realizadas totalizan hasta ahora cinco mil millones de dólares y que, para los próximos años, los planes incluyen quince mil millones de dólares adicionales.
 
Son obras que complementarán la capacidad de generación de energía eléctrica del Sistema de El Caroní y el embalse del Guri.
 
Consumo razonado
 
El Gobierno Bolivariano, tomando en cuenta el tradicional incremento de las actividades de compra y venta, motivado por la cercanía de la Navidad y el Año Nuevo, procedió a suspender la regulación del horario de suministro de energía eléctrica que regía en los centros comerciales del país desde el 21 de diciembre de 2009.
 
Cabe destacar que el Gobierno Bolivariano hace igualmente un llamado, a todos los usuarios de los centros comerciales y a la población en general, a no incurrir en excesos en el consumo de electricidad para poder garantizar la continuidad del servicio.
 
El ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, señaló que el Gobierno Bolivariano no tiene previsto realizar ningún tipo de racionamiento durante el mes de Diciembre de este año.
 
Proyectos de generación
 
Entre los Proyectos de generación de electricidad que el Gobierno Bolivariano de Venezuela está desarrollando, para incrementar la capacidad de generación de energía, tenemos la Central Hidroeléctrica Manuel Piar, la Planta Picure y la Planta de Generación de Respuesta Rápida Termozulia.
 
La Central Hidroeléctrica Manuel Piar, en Tocoma, Estado Bolívar, con más del 50% de avance en su construcción,  generará 2.160 megavatios para el año 2.014.
 
La Planta Picure en el Estado Vargas, una de las fases del Complejo Generador Josefa Joaquina Sánchez Bastidas, está produciendo 134 megavatios para doscientas mil familias del Litoral.
 
La Planta de Respuesta Rápida en el Estado Zulia se construyó en apenas ocho meses y genera 150 megavatios, beneficiando a más de treinta mil familias del Occidente del país.
 
Adicionalmente, se han completado la expansión de la Planta Luisa Cáceres de Arismendi, en el Estado Nueva Esparta, y la rehabilitación total de la Planta de La Mariposa, en el Estado Miranda, con redes de suministro de energía eléctrica hacia la Gran Caracas y los Altos Mirandinos.
 
Fuentes alternas
 
Esos proyectos utilizan la fuerza del agua represada para generar electricidad. Hay otras fuentes de energía que el mundo utiliza, igualmente para producir electricidad, como son la quema de hidrocarburos, la energía eólica aprovechando la fuerza del viento, la llamada energía gravitacional y la energía nuclear.
 
Esta última es una de las mejores formas de generar electricidad y existe hoy la tecnología para producirla sin daños en el ambiente.
 
Es utilizada por países desarrollados, como Estados Unidos, Francia e Israel, pero allá consideran que el resto del mundo, especialmente los países del Sur, no tenemos derecho a utilizar la energía nuclear con fines pacíficos.
 
Sin embargo, la República Bolivariana de Venezuela, haciendo pleno uso de su soberanía, firmó un acuerdo con Rusia para la construcción de una planta nuclear en nuestro territorio.
 
Ese proyecto, aún en fase preliminar, estima la generación de unos quinientos megavatios de potencia.
 
Quema indiscriminada
 
El mundo consume 87 millones de barriles de petróleo. Cada barril son 159 litros. Es decir: todos los días los seres humanos nos gastamos más de 13.800 millones de litros de petróleo.
 
En un año, son más de 5 billones de litros. O sea: cinco millones de millones de hidrocarburo fósil que no regresará más.
 
Y ese enorme gasto de energía, del cual el mundo desarrollado del Norte es responsable por mucho más de la mitad a pesar de tener menos de la mitad de las personas, es en alto porcentaje utilizado en exagerados controles de climas y en industrias no necesariamente vitales para la satisfacción de necesidades básicas.
 
En Cancún, México, donde esta semana se debate sobre los cambios climáticos que afectan al mundo entero, producto entre otros factores del incremento de dióxido de carbono por la quema indiscriminada de hidrocarburos, el Norte parece empeñarse en demostrar que la culpa es de los países productores de petróleo.
 
En estos momentos, presenciamos los mayores cambios climáticos que registra la historia de la humanidad.
 
¡Hasta los polos muestran daños irreversibles!
 
Por supuesto, cuando los poderosos tratan sobre el tema, terminamos siendo culpables quienes producimos petróleo, sin reparar, por ejemplo, que Estados Unidos, quien tiene menos del 5% de la población del mundo, consume más del 20 % de la energía fósil.
 
Educación universitaria
 
En Venezuela urge incrementar la enseñanza de la energía, su correcto uso, las fuentes energéticas y todo lo relacionado con la electricidad. Esa enseñanza es hoy mínima en primaria. Existe y algo mejor en educación secundaria.
 
Y hay carreras universitarias que la abordan, pero necesitan actualizarse y no sólo en cuanto a las metodologías de hoy, sino además, adaptar sus enseñanzas a la política, la situación mundial, la escasez, el mercadeo y los conflictos.
 
Es urgente la revisión de los planes de estudio y de los currículos de las diferentes asignaturas que cursan nuestros estudiantes universitarios en carreras relativas a la energía eléctrica.
 
Es preciso revisar a fondo los laboratorios, el nivel de tecnología alcanzado y la forma como se lleva ese conocimiento al futuro profesional de nuestra Patria.
 
Y el alcance de esa revisión debe forzosamente incluir a los profesores, muy especialmente en cuanto a su visión sobre lo que representa la energía para el porvenir de la República Bolivariana de Venezuela.
 
Nuestro desarrollo sustentable utilizará la energía eléctrica para ejecutar los muy disímiles trabajos que nuestras fábricas, transportes y la vida cotidiana requerirá en el futuro inmediato.
 
¡No podemos dejarla al libre juego del mercado neoliberal capitalista!.
 
- Luis Alberto Matos jaquematos@cantv.net
 
 


http://alainet.org/active/42776&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales