Se recuperará Obama? - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2010-11-05

EE.UU

Se recuperará Obama?

Néstor García Iturbe
Clasificado en:   Política: Politica, Elecciones, |
Disponible en:   Español       
Compartir:


Cuando un boxeador sufre una caída y aún le queda la mitad de la pelea, trata de recuperarse y de que el contrario no vuelva a golpearlo con la misma potencia. Durante los minutos siguientes a la caída, por lo regular “se monta en patines” como popularmente se dice y no presenta pelea, hasta que siente que ha recuperado las fuerzas, o al menos una parte de ellas. Se enfrenta nuevamente al contendiente, en este caso con la cautela necesaria, para tratar de que no lo vuelvan golpear tan duro y si es posible, a pesar del revés que implicó la caída sufrida, ganar la pelea.
 
¿Pudiéramos aplicar esto a la situación actual de Obama? Creo que sí.
 
Para Obama estos momentos son de reflexión. Analizar todo lo hecho hasta ahora y descubrir en que se equivocó, o al menos que fue lo que hizo que causó esta caída aunque quizás personalmente no lo considere una equivocación. 
 
En los dos años próximos principalmente trabajará con el objetivo de reelegirse y si saca bien la cuenta, no le quedan dos años para crear una nueva imagen en las mentes de los electores estadounidenses. Dentro de poco más de un año comenzará la campaña para la presidencia, se efectuarán las primarias y después las elecciones presidenciales. Puede decirse que no tiene mucho tiempo para reflexionar y que desde hoy mismo debe de comenzar su campaña si es que aspira a reelegirse.
 
Considero que en esa nueva campaña resultaría arriesgado mencionar la palabra CAMBIO, pues pudiera llevar a la mente de los electores que lo que necesitan es un CAMBIO de Presidente, pues realmente este no cumplió la mayoría de los CAMBIOS que prometió. Para evitar los golpes del contrario es posible que en su esquina le digan, “SUBE MÁS LA DERECHA”, recuerden que Obama es zurdo y sus mejores golpes pudiera darlos con LA IZQUIERDA, aunque los intentos que ha hecho no han tenido el efecto deseado, pero ahora no es recomendable golpear con la izquierda, si quiere ganar la pelea. Debe tratar de golpear con la DERECHA.
 
Por el momento, lo mejor es ABRAZARSE AL CONTRARIO para evitar golpes potentes y utilizar el “clinch” para estabilizarse y continuar la pelea en mejores condiciones. 
 
Para lograr el apoyo de la mayoría debe reanalizar su política interna, pues las encuestas plantean que en el electorado solamente el 22 por ciento se identifican como liberales, el 32 por ciento como conservadores y el 44 por ciento como moderados. Si aspira a recuperar el apoyo de los que lo eligieron en el 2008 tendrá que tomar serias medidas que agraden a los liberales y que puedan ser apoyadas por los moderados, de otra forma tendrá en su contra el 76 por ciento de los electores.
 
Dar prioridad a la economía no es solamente repartir grandes sumas de dinero entre los mayores bancos y corporaciones. El haberlos salvado de la bancarrota, además de salvar al sistema, debía haber tenido regulaciones que aseguraran beneficio no solamente para los principales ejecutivos sino también para los que trabajan en dichas empresas, concretamente medidas que estuvieran encaminadas a crear fuentes de empleo.
 
Si el sector privado no crea los empleos suficientes para disminuir la alta tasa de desempleo, entonces el gobierno tiene que hacerlo. Quizás Obama le quite el polvo a viejos documentos de la administración Roosevelt y encuentre la fórmula de las tres R. RELEIF (Alivio a la situación de la población), RECOVERY (Recobrar el nivel productivo de la nación) y REFORM (Reformar las leyes que regulan los bancos y otras empresas), una especie de “New Deal” que en nuestros días resulta mucho más complejo que cuando se implantó originalmente, pero necesario para salir del estancamiento.
 
Algunos problemas nacionales que deben ser objeto de legislación probarán hasta que punto Obama está dispuesto a ceder con el objetivo de ganar apoyo para las próximas elecciones presidenciales todo depende la postura que adopte. El problema de los impuestos, la ley de inmigración, la guerra en el Medio Oriente, la cohetería nuclear, los ajustes de gastos y los problemas de los homosexuales en las fuerzas armadas serán vistos por un Congreso donde hasta diciembre tendrán mayoría los demócratas y evidentemente lo que allí suceda será observado detenidamente por republicanos y el pueblo en general.
 
Algunos asuntos como la deuda exterior deben definirse con este Congreso, pero su definición puede tener repercusiones en programas que afectan a la mayoría de la población como la Seguridad Social y el Medicare. En esto los republicanos tienen un punto de vista y los demócratas otro, por lo que Obama tendrá que pensar bien como maneja el asunto.
 
En los temas de política exterior se presentan menos dificultades, pues en ellos la coincidencia de opiniones entre demócratas y republicanos es evidente. Dentro de estos podemos situar la situación en Afganistán y Pakistán, pues ya la guerra de Irak terminó (¡!!!!!!), la situación con Irán y Corea del Norte, el desarrollo de ciertas situaciones en Yemen y las acciones estadounidenses en América Latina, principalmente contra Cuba, Venezuela, Ecuador y Bolivia. En todos estos casos, la famosa “Seguridad Nacional de Estados Unidos” es la piedra angular de la política.
 
Quizás estos temas sean los menos controvertidos y si en definitiva Obama considera que la coalición en la que se debe apoyar para ganar la reelección será entre conservadores ( 32 por ciento) y moderados (44 por ciento), solamente debe continuar la política exterior como la ha estado desarrollando y cambiar ligeramente el actuar en la política interna.
 
Los liberales, (22 por ciento) donde están incluidos los latinos, los afronorteamericanos, los inmigrantes en general, los que viven por debajo del nivel de la pobreza, los que se oponen a la guerra, los que quieren salvar el medio ambiente, los que se oponen a la tortura y los asesinatos, los que luchan por el derecho de los homosexuales y todos aquellos que aspiran a que Estados Unidos cambie su imagen en el plano internacional, todos esos tendrán que esperar a mejores tiempos.
 
Por lo que vemos, el boxeador zurdo se va a virar a la DERECHA y aunque en oportunidades ha peleado a la DERECHA, ahora lo hará con más frecuencia para ver si gana la pelea.


http://alainet.org/active/42057&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales