PetroPerú-Talara: en la mira de la corrupción (II) - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2010-04-13

Peru

Vicios y entuertos en modernización refinera

PetroPerú-Talara: en la mira de la corrupción (II)

Jorge Manco Zaconetti
Clasificado en: Economia, RecursosNaturales,
Disponible en:   Español       


“Lo que podemos decir es que Lino Cerna no sabe nada del negocio petrolero. Lo colocaron en lugar de un gran conocedor, Pedro Méndez Milla. ¿En qué país del mundo se cambia de la noche a la mañana a un funcionario de experiencia en un proyecto de significativa envergadura por otro que no sabe nada del asunto? Fue una muy mala señal para los postores” (Anónimo de PetroPerú)
 
El asunto de la modernización de la refinería de Talara huele feo, a pescado podrido, a faenón con “aceitadas y cortes profundos” como diría el eximio jurista de la corrupción Alberto Químper. En el sector petrolero nadie conoce al economista Lino Cerna, por lo tanto es un improvisado más que ha desplazado al reconocido ingeniero Pedro Méndez Milla que desde el año 2005, durante la gestión del presidente de PetroPerú, Alejandro Narváez, tuvo la responsabilidad de encabezar el grupo técnico para llevar a cabo la decisión de modernizar la estratégica refinería de Talara, que compite con la refinería La Pampilla de Repsol/YPF en la producción y distribución de combustibles en el mercado interno.
 
El ingeniero Pedro Méndez Milla con más de 30 años de experiencia en el sector, ha sido en el pasado gerente general de la refinería de Talara, se puede decir que conoce “cada fierro de la refinería”, que procesa por ahora, más de 62 mil barriles diarios de crudo, aprovechando el mejor balance refinero por el equilibrio entre la unidad de destilación primaria y la unidad de craqueo catalítico que le permite aprovechar al máximo la calidad del crudo producido en el norte más el petróleo importado.
 
Revisando la hoja de vida del referido Lino Cerna que tiene a cargo la responsabilidad como Jefe del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara, entre agosto del 2006 y marzo del 2007 participó como asesor parlamentario en la Comisión de Presupuesto que la presidía el experimentado dirigente aprista Luis Alva Castro. Entre agosto de 1999 y diciembre del 2008 fue presidente del directorio de la empresa PANAPEX S.A. supuestamente dedicada a las ACTIVIDADES DE ARQUITECTURA E INGENIERIA, pero que nunca facturó ni exportó ningún tipo de servicio. Es decir, una empresa fantasma, de esas que uno inscribe pero que no opera esperando la gran oportunidad.
 
Tal vez lo más significativo de su trayectoria sea el decanato que ocupa en la Universidad Particular de San Martín de Porras, supongo que en la facultad de Economía donde se relaciona con Luis Rebolledo actual presidente del directorio de PetroPerú y Enrique Cornejo ministro de Transporte y Comunicaciones, ambos docentes de la referida universidad. Debemos inferir que la confianza y cercanía más que la capacidad justificaría la presencia del señor Lino Cerna como responsable del proyecto de inversión más importante que realizaría PetroPerú, la modernización de la refinería de Talara.
 
Por tanto su desconocimiento de la industria de hidrocarburos es evidente y no se falta a la verdad, cuando se afirma que el señor Lino Cerna “no sabe nada del negocio petrolero”. Por tanto, ¿qué justifica su nombramiento? ¿Cuál es el papel o libreto que juega dicho señor? Tampoco se puede decir que sea un gurú de la administración y las finanzas empresariales. Su paso por una frustrada decanatura del colegio de economistas en el pasado cercano lo pinta como un oportunista e inescrupuloso profesional. Es decir, el tipo ideal para grandes negocios privados a costa del erario público.
 
En verdad, debiera interesar cómo una empresa que genera menos de 100 millones de dólares como utilidades netas financiará una inversión superior a los 1,300 millones de dólares. También se debería preguntar si la rentabilidad de PetroPerú está asegurada cuando el propio Estado a través del Fondo de Estabilización de los Combustibles le debe más de 300 millones de nuevos soles al mes de abril del presente, al margen que ejerce una política de precios controlados de los combustibles para no afectar la popularidad del régimen.
 
Así, en el 2005 se declaraba que se requerían 300 millones de dólares para la adecuación tecnológica de la refinería de Talara. Según el ex Presidente de PetroPerú Roger Arévalo en una reciente exposición pública, señaló que las referidas inversiones no debieran superar los 450 millones de dólares. Es más, con el presente gobierno las cifras fueron subiendo pues las inversiones para modernización de la refinería de Talara se incrementaron a 800 millones, luego a los 1,000 millones en la gestión del ingeniero César Gutiérrez para sumar los 1,300 millones de dólares en el concurso llevado a cabo por los miembros del Proyecto de Modernización de la Refinería de Talara (PMRT).
 
El cuadro “PetroPerú: Resumen de Estados Financieros” presenta los ingresos por ventas y servicios que obtiene la petrolera estatal más las utilidades operativas y netas. Como resulta evidente en el 2008 se obtuvieron pérdidas del orden de los 456 millones de nuevos soles en razón de los altos precios del petróleo a nivel internacional y al rol subsidiador que tuvo que asumir PetroPerú importando petróleo diesel a precio alzado y venderlo a precios rebajados en el mercado interno.
 
Sin embargo al margen de la reducida tasa de rentabilidad neta de PetroPerú  menor al 4% como tendencia, no debiera cuestionarse el necesario financiamiento de una imperiosa inversión cuyo costo se ha incrementado en el tiempo para aumentar la capacidad de refinación de los 65 mil barriles diarios a 95 mil barriles, la adquisición de la tecnología para el tratamiento de los crudos pesados que en un futuro próximo provendrán adicionalmente de los lotes de la selva nororiental 67 de Perenco y 39 de Repsol/YPF, que se estima en su conjunto serán mayores a los 80 mil barriles diarios adicionales. A ello debiera agregarse la planta de desulfurización que permitirá la producción de combustibles con 50 partes por millón de azufre adecuándose a las normas ambientales internacionales.
 
PETROPERÚ: RESUMEN DE ESTADOS FINANCIEROS
 
 
En Miles de Soles
2004
2005
2006
2007
2008
2009
Ingresos Totales
6,117,852
7,595,755
7,727,226
7,790,297
10,728,266
7,304,303
Utilidad de Operación
451,290
657,625
236,682
808,265
-87,162
594,343
Utilidad Neta
182,234
245,029
53,812
343,591
-456,581
267,526
Fuente: PETROPERÚ
 
Por tanto, no debiera estar en duda la necesidad de las inversiones. Lo preocupante debieran ser las condiciones de financiamiento y repago, los costos de las inversiones en esta modernización, la necesaria transparencia del proceso ahora que se ha firmado y ha resultado ganador de una cuestionada subasta la empresa española Técnica Reunidas desplazando a conocidas empresas que extraoficialmente denuncian una serie de irregularidades del proceso concursal. Por el bien del país, resulta importante abrir la información del proceso, y debiera ser el rol fiscalizador del Congreso de la República el que demanda la información requerida para responder sobre las supuestas sobre valoraciones en los costos del proyecto.
 
¿Quiénes participaron?
 
En principio se debe reconocer que el Comité Ad-Hoc fue nombrado por una resolución de Gerencia General cuyo responsable es el cuestionado Ing. Miguel Celi y está conformado por:
 
            Sr. Ricardo Zuñiga Corzo           Presidente
            Sr. Lener Paredes Arévalo         Miembro
            Sr. Tomás Ortiz Ojeda               Miembro
            Sr. Maximiliano Falla Navarro     Miembro
            Sr. Roger Babilonia Piña            Miembro
 
Serán estos señores los que tendrán que explicar al país las condiciones del proceso del concurso y la evidente ausencia de transparencia como señalan los representantes de las empresas desplazadas que asumieron con seriedad las bases en un proceso que se desenvolvió entre el 30 de octubre del 2009 y marzo del 2010, siendo la fecha límite el 16 de diciembre del 2009 para interponer un recurso de apelación si no se estaba de acuerdo con la calificación técnica y propuesta económica previo desembolso de 11.7 millones de dólares según las bases del concurso.
 
Según indagaciones y pesquisas del Grupo de Trabajo Contra la Corrupción (GTCC) con entrevistas realizadas a diversos representantes que declararon su extrañeza por lo que consideraron falta de seriedad y transparencia que perjudica la imagen del país y de PetroPerú.
 
Se debe reconocer que el 20 de noviembre del 2009 se publicó por parte del Comité Ad Hoc los resultados de la evaluación técnica, con los siguientes puntajes:
 
a)         Técnicas Reunidas de España, con 93.609 puntos.
b)         JGC-Marubeni del Japón, con 70.117 puntos.
c)         Andrade Gutiérrez - Techint - Foster Wheeler, consorcio brasileño, argentino, norteamericano con 62.486 puntos.
 
Para todos debiera ser una sorpresa el elevado puntaje otorgado a la empresa española cuando es de reconocimiento internacional que la empresa japonesa es un líder mundial en el levantamiento de refinerías, pues habría de recordar que la tecnología japonesa permitió la construcción de la refinería de La Pampilla durante los años 60 del siglo pasado. Teniendo en consideración que una calificación de 70.117 puntos equivale a un 11 de nota en la evaluación técnica, es decir la nota mínima, constituye toda una afrenta para el orgullo de la tecnología nipona.
 
Por último, para cerrar la jornada de evidente favoritismo la calificación de la propuesta comercial fue perfecta. “La calificación de la propuesta comercial del postor Técnicas Reunidas es 100.00 puntos”, indicó el consorcio. Es decir, equivale a la obtención de un 20 de nota, la calificación máxima.
 
En ese contexto el representante de JGC-Marubeni, Koichi Yoshida cual samurai blandiendo la katana (sable japonés) puso de manifiesto su ira controlada expresando: “Nosotros no estamos en posición de aceptar, ni estamos de acuerdo con los resultados del proceso de evaluación, dado que hay algunas dudas (…), por lo que solicitamos, con firmeza, los siguientes tres puntos para revisar los resultados del proceso en detalle”, dijo Yoshida.
 
“Primero, favor indicarnos el motivo de nuestra descalificación. Quisiéramos saber qué parte de nuestra propuesta se consideró y evaluó como “condicionada”, porque nuestra propuesta no incluyó ninguna excepción/condicionamiento a los documentos de licitación”.
 
“Segundo, le solicitamos nos proporcionen todos los documentos relacionados al proceso de licitación, incluyendo (1) todas las propuestas y documentos presentados por el postor adjudicado (Técnicas Reunidas), y (2) los reportes de evaluación y cualquier otro documento preparado por Petroperú para efectos de la evaluación”.
 
“Tercero, por favor verificar minuciosamente de nuevo la información del postor adjudicado, especialmente la experiencia de la organización (Técnicas Reunidas) y la experiencia del Gerente del Proyecto previo a la firma del contrato”, argumentó Yoshida: “Para tal propósito, pedimos a Petroperú solicite al postor adjudicado la presentación de la documentación que acredite lo presentado y certificar así dicha información. Además, (pedimos) que nos permita el acceso a la mencionada información para confirmar que sea correcta y así seguir las reglas del proceso”.
 
Evidentemente la respuesta del Comité Ad Hoc fue insuficiente lo que motivó la participación de los representantes del segundo consorcio dejado de lado que también tiene una reconocida experiencia en la construcción de refinerías. Así, se cuestionó la capacidad gerencial esgrimida por estrictas razones técnicas en el sentido que por más “superman refinero“ que sea el gerente, el tiempo mínimo requerido para levantar una refinería supera los 3 años (36 meses). Por tanto es materialmente imposible que el mismo supervise y construya en 5 años 4 refinerías.
 
Por ello, la respuesta del comité motivó la reacción del consorcio Andrade Gutiérrez-Techint-Foster Wheeler. Dijo Rui Martins, del consorcio brasileño /argentino/ estadounidense: “Ratificamos nuestra total disconformidad con el proceso de evaluación de las propuestas técnicas y con los resultados otorgados a nuestra propuesta en particular (ya que) no reflejan la experiencia acumulada de las empresas que integran nuestro consorcio”, agregó: “Luego de revisar la poca información entregada por el comité sobre la evaluación técnica consideramos que algunos de los criterios de evaluación podrían haber sido mal aplicados y/o que la información presentada por los postores podría haber sido analizada de manera incorrecta o inclusive no verificada, afectándose la transparencia que inspira un proyecto tan significativo para el Estado peruano”.
 
Luego, como cuestión de fondo, Rui Martins profundizó en un aspecto que había sido mencionado por Koichi Yoshida: Técnicas Reunidas postuló como gerente del Proyecto de Modernización de la Refinería Talara (PMRT) a una persona a la que acreditó una experiencia que colisiona con la realidad. “Llama la atención del resultado de la evaluación del Gerente del Proyecto (…), (ya que) no podemos entender cómo alguna empresa obtuvo un puntaje tan cercano al máximo, (lo que) implica haber presentado a un profesional que ha participado de forma integral en por lo menos cuatro (4) proyectos con un valor superior a los US$ 1,300 millones cada uno en un plazo de cinco años. (Porque) es de conocimiento en la industria (petrolífera) que proyectos de tal envergadura tienen un plazo de ejecución generalmente no menores a 36 meses”, argumentó Rui Martins. Es decir, que es imposible que la persona propuesta por Técnicas Reunidas haya gerenciado cuatro proyectos de modernización de refinerías en cinco años, porque para cada proyecto se ejecuta en un periodo como mínimo 36 meses cada uno. Según Técnicas Reunidas, su profesional hizo en 60 meses (cinco años), lo que en el mercado internacional demanda 144 meses (12 años).
 
“Por lo antes expuesto, nuestro consorcio reitera que en nuestra opinión existirían vicios que podrían acarrear la nulidad del presente proceso licitatorio”, concluyó Rui Martins: “Asimismo, en aplicación al principio de transparencia, consideramos que el comité debió hacer público el detalle de la oferta económica adjudicada”. (Fuente Citada “Grupo de Trabajo Contra la Corrupción)
 
Si a ello se agrega que la aprobación de los resultados de la subasta no contó con la aprobación unánime de los miembros del Directorio de PetroPerú, pues dos representantes votaron en contra, se tiene las evidencias necesarias para la apertura de una Comisión Investigadora del Congreso de la República al margen de lo que pueda realizar la Contraloría General de la República.
 
Por tanto, más que conclusiones considero importante plantear interrogantes pues ahora martes 13 de abril los responsables de PetroPerú han sido invitados a la Comisión de Energía y Minas del Congreso de la República. Como resulta evidente tendrán mucho que explicar por la salud moral del país.
 
Algunas interrogantes
 
1.- Qué se expongan los méritos y experiencia del señor Lino Cerna como responsable de la modernización de la refinería de Talara. El señor Pedro Méndez como asesor tiene alguna capacidad de decisión.
 
2.- Qué se explique al país las razones por las cuales se dejo de lado el protagonismo financiero de la CAF para recurrir a COFIDE, teniendo en consideración que las colocaciones de la CAF a nivel de la Comunidad Andina superaron en el 2009 más de 11,487 millones de dólares y en el Perú sobrepasan los 1,865 millones. Mientras COFIDE no coloca más de 563 millones de dólares.
 
3.- A nivel de financiamiento se debiera exponer y explicar los mecanismos mediante los cuales PetroPerú deberá repagar el financiamiento de la inversión. Está en la memoria el costo del financiamiento del Oleoducto Norperuano que se estimó inicialmente en 600 millones de dólares y resultó costando más de 1,600 millones.
 
4.- ¿Por qué no se hacen públicos los documentos, requisitos, procesos, actas, acuerdos que se llevaron a cabo para calificar la propuesta técnica y económica que favorecieron a Técnicas Reunidas de España? Es que acaso no se cumple con la ley de transparencia.
 
5.- El Presidente del Directorio de PetroPerú deberá explicar ¿quiénes fueron los dos miembros del directorio que no votaron a favor de los resultados del concurso? y ¿cuáles fueron las razones que sustentaron?
 
6.- ¿En qué tiempo ha proyectado PetroPerú que estará en capacidad de repagar el capital y los intereses del financiamiento de 1,300 millones de dólares con las anualidades programadas?
 
7.- Nos puede decir si con la ampliación de la capacidad de refino se ampliará la producción de gas licuado de petróleo (GLP) y de las gasolinas donde el Perú es productor excedentario.
 
8.- Que se responda si la permanencia del señor Daniel Saba de Andrea en el Directorio de PetroPerú contraviene la normatividad vigente, donde resulta evidente el conflicto de intereses entre PerúPetro y PetroPerú.
 
9.- Sustentar la experiencia de cada uno de los miembros del Comité Ad Hoc responsable de la calificación y evaluación de la propuesta técnica y económica.
 

- Jorge Manco Zaconetti es Investigador UNMSM y consultor. www.mancozaconetti.com, http://kuraka.blogspot.com



http://alainet.org/active/37354&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales