El mundo desde la perspectiva del padre José Amílcar Lara - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2010-02-08

El mundo desde la perspectiva del padre José Amílcar Lara

Naín Serrano
Clasificado en: Cultura, Religion, Politica, Justicia, Social,
Disponible en:   Español       


Cerca de la frontera de Honduras con El Salvador, se encuentra Candelaria, Lempira. En este lugar habita el párroco diocesano José Amilcar Lara, más conocido como el padre Amilcar, él nos accedió muy amablemente a darnos una entrevista sobre los siguientes temas: la injusticia social, la justicia, la libertad, el golpe de estado, sobre los diocesanos y la educación popular.
 
- ¿Para usted, qué es la injusticia social?
 
R: La defino como un pecado social que nace de la misma lucha de clases. En el mundo impera el afán de poder y riqueza y con estos, el falso placer terrenal, para lograr esto, no les importa dar tratos crueles, pisotear la dignidad de las personas, llevarse de encuentro instituciones e incluso acabar con la vida de tantas personas por conseguir su propósito.
 
Siempre será punto negativo la injusticia en la humanidad y no habrá manera de combatirla, mientras el hombre no sea libre y se deje llevar por ese enemigo implacable.
 
La injusticia campea en todos los aspectos, desde negarle los servicios básicos a una persona, hasta no permitirle circular, expresarse y convivir con las demás personas; ese es ya un acto de injusticia. La injusticia va creciendo y al crecer se desarrolla en todos los campos y la convierte en un arma de muerte.
 
- ¿Qué es la justicia?
 
R: La justicia es qué cada quien de lo suyo y compartir con el más necesitado, desde la característica del servicio de manera desinteresada.
 
Hay dos tipos de justicia, la justicia conmutativa y la justicia distributiva.
 
La justicia conmutativa es la igualdad de condiciones en los bienes sociales.
 
La justicia distributiva es qué cada quien viva con dignidad y con verdaderas armas, no para la guerra, sino para la paz social.
 
La justicia es una virtud se conoce como una virtud cardinal, esta viene de la palabra carne y las virtudes cardinales es cuando viene del hombre por sí mismo. Las virtudes teologales son: la fe, la esperanza, la caridad. Logos significa Dios y viene de ley de Dios. La virtud es la qué el ser supremo quiere poner al hombre, encontramos como virtudes cardinales: la templanza, prudencia, justicia y fortaleza.
 
- ¿Cómo define la libertad?
 
R: Desde el punto de vista espiritual es hacer lo que a mí me dicta la conciencia, esta es la voz de Dios dentro de la persona. La verdadera libertad es la que agrada al ser superior.
 
El libertinaje es el desenfreno de aquellas cosas que dan satisfacción para el cuerpo, pero que causa mal a los demás y viola las leyes eternas. La verdadera libertad es la paz con Dios y la buena relación con los amigos y los hermanos.
 
- ¿Cree usted qué, Honduras será igual después del 28 de junio de 2009?
 
R: Jamás, nunca será igual, a partir del 28 de junio de 2009 hubo un despertar nacional con ese cruento Golpe de Estado. Eso despertó la conciencia de la población hondureña, en el sentir y ser de su gente. Despertó una solidaridad, conciencia de pueblo y también despertó una conciencia de lucha, en un pueblo que ha sufrido y que se entero que diez familias son las que gobiernan Honduras, mientras siete millones padecen hambre y miseria.
 
- ¿Qué lo motivo a ser un diocesano?
 
R: En la iglesia católica hay diferentes congregaciones, estas se conocen como congregaciones religiosas, unas se rigen por un conjunto de normas y un líder, por un santo, como decir los jesuitas, los franciscanos y los clanesianos. El clero diocesano se conoce como el clero secular o seglar.
 
Secu es tiempo y siglo. El diocesano se queda en determinado territorio bajo la dirección de un obispo. A mí me lo particular me encanto el sentimiento de abstracción, de meditación, me fascina el misterio y poder descubrir cada día cosas nuevas. También me gusta mucho el contacto con los pobres, eso fue lo que me motivo hacer un diocesano.
 
- ¿Háblenos un poco del proyecto de educación popular?
 
R: En Honduras hay un nivel muy bajo de educación, aproximadamente el 32% de la población es analfabeta, en sí, no importa tanto el porcentaje, lo que sí importa es que el pueblo se eduque, no con los planes educativos obsoletos, sino con unos más modernos. La educación popular transforma el nivel intelectual, espiritual, moral y material, una persona sanamente educada bajo estos parámetros va a ser una persona más eficiente, más dinámica. Aquí en Honduras solo se aprende una profesión para adquirir un status y tener de qué vivir. La educación popular es necesaria para transformar la sociedad en que vivimos.
 
- Poeta Naín Serrano.
Olanchito, Yoro. 8 de febrero de 2010.


http://alainet.org/active/36017&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales