Pepe Presidente y Franco dictador - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2009-10-28

Uruguay

Pepe Presidente y Franco dictador

Susana Andrade
Clasificado en:   Política: Politica, Legislacion, |
Disponible en:   Español       
Compartir:


La admiración del Dr. Lacalle por el sanguinario dictador español Francisco Franco está documentada en su libro Trasfoguero. El clima de confrontación política actual del Uruguay es propio de un escenario de valotaje, perversidad institucional de derechas, inventada para frenar el avance de gobiernos populares. Hay contienda partidaria prolongada por artilugios de los que se vieron perdedores hace tiempo, acomodaron las cosas a su favor y ahora se quejan de la “confrontación”. Hasta los votos anulados cuentan en contra del partido triunfador.
 
Ya ganó el Frente el 25 de octubre pasado un veinte por ciento arriba del partido Nacional. En otros países, con un diez por ciento de votos más que el perdedor ya no habría valotaje, entre otras cosas porque es absurdo pues la mayoría aplastante está, y además para evitar el gasto y la incomodidad colectiva que supone un mes más de campaña.
 
José Pepe Mujica respeta las creencias religiosas, tanto como que somos un grupo de carácter espiritual afroamerindio integrantes del Espacio 609 apoyando su candidatura a la Presidencia de la República, y en este sector del FA también hay agrupaciones cristianas.
 
Lo dicho para desmentir a Larrañaga en diario El País del martes 27/10/09 aparentemente indignado de supuestas comparaciones de Pepe referidas al candidato blanco y similitudes con el dictador español aludiendo ambos, el finado Francisco Franco y Lacalle, a sus postulaciones como designios Divinos.
 
No sé a santo de qué salta el candidato a vice si por lo visto a Luis Alberto le agrada mucho Franco.
 
Si admira tanto al por cuatro décadas dictador de España que dejó de serlo porque se murió, al punto de sentir como él su postulación dispuesta por la Providencia o sea como designio de Dios, anteponiendo al plano humano un poder superior, empezando para qué hacer política si hay alguien que “digita” de arriba lo que será del Uruguay. Y lo peor; a dónde nos conduciría un primer mandatario con ideas esotéricas en las que al parecer la gente somos meras piezas de ajedrez.
 
De dos una y cualquiera de las hipótesis es desalentadora para la población uruguaya: o Lacalle está mentalmente desequilibrado, o sus dichos responden a una profunda convicción filosófica y política que desearía retrocer la sociedad a modelos de gobierno monárquicos, apostólicos y feudalistas, donde habían reyes que justificaban su plenipoder sobre cosas y personas en la voluntad de Dios, y a los demás sólo restaba obedecer.
 
No quiero eso para mi país republicano, libre y democrático.
 
En cuanto a la religión y la política creo que si bien ambos caminos buscan el bienestar comunitario, cada uno debe mantenerse en su égida. Es decir; si fuera tan fácil como decir esto lo hacen los de Allá Arriba, para qué batallar y batallar por las ideas. La sal de este mundo es justamente el libre albedrío que usamos para ejercer nuestras virtudes y defectos, ambas expresiones de perfectibilidad de la maravillosa responsabilidad de ser humanos. El peligro detrás de los que se creen Mesías, radica en que suelen amparar cualquier desborde de autoritarismo en la muy manoseada y al fin desprestigiada Providencia.
 
- Publicado en La República, Pág. 10. Miércoles, 28 de octubre, 2009 - AÑO 10 - Nro.3432
 


http://alainet.org/active/34010&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales