Podría EEUU ir a la guerra sin Reino Unido? - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2003-03-12

Podría EEUU ir a la guerra sin Reino Unido?

Isaac Bigio
Clasificado en: Politica, Internacional, Organismos,
Disponible en:   Español       


La afirmación de Donald Rumsfeld en sentido que EU podría ir a la guerra sin Reino Unido ha generado un fuerte impacto.

Para los laboristas que buscan evitar que Gran Bretaña se sume al ataque militar contra Irak estas declaraciones demuestran que la presencia de su país en la guerra no es imprescindible, que no se está buscando una guerra justa y legal autorizada por Naciones Unidas, y que se le posibilita a Londres una posibilidad para excusarse del conflicto. Los rebeldes dentro del partido de Blair sostienen que EU muestra su verdadera careta y que no es cierta toda aquella imagen que se pretendía poner que Londres modera a Washington o que su mediación es bien recibida.

Para Blair ha servido como una suerte de agua fría tirada sobre su rostro. El ha optado por tratar de apaciguar a los halcones estadounidenses afirmando que su país no puede abandonar a EU en su defensa de comunes intereses. Jack Straw, ministro de asuntos externos, ha manifestado que el veto francés pone en difícil situación conseguir una segunda resolución y tanto él como su homónimo español han dejado las puertas abiertas a ir hacia una ofensiva bélica sin ésta.

Para los seguidores de Blair el veto de Chirac, en vez de evitar la guerra, la aceleraría pues demostraría la inviabilidad de una salida diplomática al hacer imposible un acuerdo del Consejo de Seguridad.

Las declaraciones de Rumsfeld han remecido a la cuarta parte del ejército británico que está en el medio oriente. Previo a éstas la prensa inglesa ha estado reportando descontento dentro de la tropo debido a falta de equipamiento o atención, así como del desmoralizante impacto que producen las oscilaciones y sobre todo la adversa opinión pública británica (80% en contra de una guerra sin Naciones Unidas).

Otro factor que distrae es la huelga de los bomberos que se va a reiniciar. El ejército británico necesita calmar ese sector pues sus soldados deben ser constantemente utilizados para apagar incendios locales y por que se abre un frente interno de batalla que amenaza con movilizar a los sindicatos contra el gobierno que dice basarse en ellos. Algunos de ellos se han agrupado a la izquierda laborista y socialista para dar paso el 12 de marzo a la 'Asamblea del Pueblo'. La oposición liberal ha denunciado que los planes de Washington consisten en transformar a las topas británicas en soportes o tal vez en futuros policías de ocupación.

La amenaza de Rumsfeld de ir solos es una jugada muy riesgosa. Irak tiene 6 vecinos y solo uno de ellos, Kuwait, que tiene relativamente pocos kilómetros de frontera con éste, abre sus puertas para que desde allí avancen las tropas ocupantes. Irán y Siria se oponen a la guerra. Jordania, Arabia Saudita y Turquía, aliados anglo-americanos, no dejarán pasar a los soldados invasores desde su territorio de manera directa.

Para el Pentágono era arremeter Irak por el frente sur (Kuwait) y por el norte desde Turquía. El veto del parlamento turco complica la situación. Las tropas estadounidenses se aprestan a combatir cuando el verano y los vientos desérticos se van iniciando y sin contar con tropas locales árabes.

EU cuenta con su total dominio aéreo y su devastadora superioridad militar. Hussein se apresta a resistir en una guerra urbana y de trincheras en combates de hombre a hombre, donde las fuerzas internas que defienden su propia casa pueden propinar bajas significativas al invasor extranjero.

A pesar de la prédica de Rumsfeld una guerra sin aliados sería peligrosa para Bush. Desde el punto de vista geopolítico dañaría seriamente a Naciones Unidas y a la OTAN y abriría una brecha con las 4 potencias continentales euroasiáticas. Desde el punto de vista militar quitaría peso a una guerra que necesita ser rápida. El sólo hecho de demorarse en ganarla podría implicarle una derrota.

Una invasión que ocasionase resistencia de varios meses podría generar un vuelco de la opinión pública en EU y occidente, protestas callejeras y descontento creciente en los países islámicos. Tratando de correr solos sin el respaldo de los laboristas británicos o los demócratas estadounidenses pondría a los republicanos en una riesgosa apuesta. Si lograran en esas condiciones un pronto triunfo podrían apostar a querer rediseñar la correlación interna e internacional de fuerzas en su favor.

El problema está en que una guerra no sólo se gana con superioridad tecnológica. Si Hussein no lograse evitar una guerra el mejor escenario bélico que él pudiese escoger sería enfrentarse al Pentágono en un solo frente de invasión, sin aliados y con fuerte oposición dentro de sus tradicionales asociados diplomáticos y de las poblaciones occidentales.

*Isaac Bigio, Analista Internacional

http://alainet.org/active/3271&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales