Unasur y la vision bolivariana - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2009-03-09

ASur

Unasur y la vision bolivariana

Ricardo Angel Cardona
Clasificado en: Politica, Economia,
Disponible en:   Español       


UNASUR ( Unión de Naciones Suramericanas ) es una creación tangible de las masas suramericanas cansadas del empirismo tradicional de solucionar o tratar de solucionar los problemas esenciales de la región a último momento o después de haber ocurrido los hechos de desastre, o de no solucionarlos nunca definitivamente. Como por ejemplo la falta de alimentos orgánicos y baratos para los pueblos y energía abundante. O también para enfrentar conjuntamente y directamente la crisis emergente producto de la colosal deuda externa que aflige todavía a todos y cada uno de los países.

Ante esta realidad heredada de los gobiernos neoliberales tradicionales y entreguistas de los recursos y las riquezas naturales de los países a precios bajos y sin valor agregado alguno, se ha planteado en UNASUR la planificación integral para asegurar definitivamento alimentos orgánicos y baratos para las masas y energía abundante sin contaminación para industrias, consumo domiciliario, transporte, desarrollo eléctrico rural y artesanados.

Para alcanzar estos dos objetivos esenciales que hacen a la esencia del desarrollo integral y sostenible de los países suramericanos se debe planificar internamente y entre países, considerando las ventajas competitivas y comparativas de cada país en particular.

Así, Venezuela Bolivariana posee las cantidades necesarias para satisfacer energéticamente a la región tanto con gas natural como petróleo, pero se necesitara paralelamente de la construcción de grandes gasoductos y plantas de refinación a lo largo y ancho de Suramérica. Esta tarea está inconclusa pero pudiera ser retomada con la decisón política de concretar las obras necesarias de integración energética.

Paraguay desea planificar la construcción de nuevas represas hidroeléctricas con Argentina y Brasil, pero en mejores condiciones contractuales que las imperantes actualmente, donde Paraguay continua siendo un gran deudor nacional por las represas construidas hace décadas y que además aprovecha poco de la energía que le corresponde en su propio desarrollo.

Bolivia está dispuesta a proveer de gas natural a Brasil y Argetina hasta el 2030 por lo menos pero precisa que ambos países la ayuden a construir plantas de separación y fraccionamiento para los líquidos acompañantes que como el propano y butano deberían servirle para el consumo interno y no emplearse en el mercado brasileño que lo recibe más bien como un regalo adicional ya que no lo paga a Bolivia. Esta actitud no es solidaria ni justa por parte de Petrobras hacia Bolivia y YPFB... 

Este líquido constituye más de 600 mil toneladas año de ( GLP ), gas de petróleo, o sea propano y butano mencionados. Con esta cantidad del gas licuable  exportado gratuitamente a Brasil ( junto al metano o gas natural propiamente ), el gobierno popular de Evo Morales solucionaría de raíz todos los problemas actuales pendientes que tiene en provisión de energía al mercado interno, o sea a las amas de casa, industrias pequeñas y municipios. A partir de 2018, año de conclusión de contrato de exportación a Brasil, Bolivia solamente exportará energía eléctrica a esta nación. O debería hacerlo necesariamnete para ganerar valor agregado en sus exportaciones a Brasil de esta materia prima no renovable.

Además YPFB podría extraer etano del gas natural exportado, que se constituye en la materia prima ideal para la petroquímica tradicional y producción respectiva de abonos, plásticos y otros productos petroquímicos de mayor valor agregado.

Argentina tiene un mundo que ganar con una integración energética con Bolivia pero ha perdido fuerza ya que no posee al momento con una empresa poderosa comparable a PDVSA o la misma YPFB que pudiera tomar acciones inmediatas para asociarse con esta empresa estatal boliviana  para explorar, explotar, comercializar y exportar conjuntamente en beneficio mutuo, dejando de lado a empresas privadas transnacionales.

La visión bolivariana es pues filosófica y racional y llama a cada momento a la puerta de los gobiernos democráticos de la región para replantarse los objetivos de UNASUR y alcanzar con esto la seguridad energética común en base a solidaridad y beneficio mutuo. Sin permitir que empresas transnacionales dirijan el proceso de industrialización y provisión de energía por encima de los planes de integración nacional previstos.

Los vehículos eléctricos e híbridos son una realidad actual y Suramérica pudiera expecializarse en este tipo de producción y transporte no contaminante que requiere fabricación de pilas a hidrógeno y/o litio que abunda en Bolivia, Argentina y Chile.

Las energías alternativas renovables son importantes y esenciales en el futuro inmediato como la geotermal, solar y eólica, o los mismos biocombustibles en base a plantas no alimenticias o de segunda generación a base de desechos, pero que requiere también de planificación. La zona andina de los países andinos es rica en las primeras energías renovables. La zona amazónica de los países amazónicos de la región es apta para la palma aceitera y macororó para consumo interno y producción de biodiesel.

En Laguna Colorada Bolivia pudiera instalar al menos un millón de KW en cinco años en base a la energía geotermal. También posee al menos 10 millones de hectáreas para la palma aceitera que llegaría a ofrecer al mercado interno regional con hasta 100 millones de toneladas año en aceites nutritivos o biodiesel respectivamente.

La misma metodología se puede usar para la planificación de alimentos orgánicos, o sea que no usan abonos artificiales, aptos para el consumo humano barato y saludable. Especialmente en cereales andinos como quinua y quiwicha ( amaranto ) ricos en proteínas, o cereales tradicionales como trigo y cebada o sorgo, también de tubérculos como papas, ocas, yucas, camotes. O habas, verduras, lácteos, frutas y carnes no tradicionales, etc.

La visión bolivariana de integración se está construyendo evidentemente de a poco pero es importante conocer y estar seguros del hecho real que no tiene límites estrechos, en la medida que unos países se decidan a planificar con otros dentro de Suramérica y con el programa ya aprobado y orientativo de UNASUR. Este camino pacífico, planificador y tecnoproductivo será probablemente la mejor manera de luchar contra la crisis global y crecer por encima de 7% anualmente. Con acciones tecnointeligentes que se tomen en forma conjunta eludiendo los desequilibrios que se observan en la arena internacional.



http://alainet.org/active/29332&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales