Falleció el golpista que volvió constitucionalmente a la presidencia - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2002-05-06

Bolivia

Hugo Bánzer (1926-2002)

Falleció el golpista que volvió constitucionalmente a la presidencia

Isaac Bigio
Clasificado en:
Disponible en:   Español       
Compartir:


A ocho semanas de las elecciones generales bolivianas murió Hugo Bánzer, quien había sido el último presidente constitucionalmente electo de su país.

El había sido el duro dictador anti-comunista de 1971-78 que regresó a ser mandatario con los votos del parlamento y de la mayor parte de los partidos grandes en 1997. Al cumplir el cuarto año de su gobierno debió renunciar a su cargo por razones de salud. Su vicepresidente, Jorge Quiroga, le substituyó. El mismo día que Quiroga cumplía 42 años, su jefe fallecía en su natal departamento de Santa Cruz.

Nacido el 10 de mayo en Concepción. En 1940, influenciado por Germán Bush -un militar oriundo de su propio pueblo que se suicidó dejando la presidencia en 1939- Bánzer entró al Colegio Militar del Ejército. Seis años más tarde haría carrera militar en Argentina donde daría la mano a Perón.

En 1952 sobrevivió la reestructuración de las FFAA bolivianas, semidestruidas luego de la insurrección popular de Abril. Dicha revolución se había gestado tratando de evitar las constantes incursiones militares en la política. Mas, doce años después el mismo ejército que el Movimiento Nacionalista Revolucionario reconstituyó supuestamente para defender la democracia, le depuso. El presidente Paz Estenssoro fue deportado por su vice, el general Barrientos. Bánzer incursionó en política como el ministro de educación de quien fuera la dictadura que acabó el cerró el ciclo de la revolución boliviana y quien inició un periodo de 18 años de fuerte dominio militar en el poder.

En 1970 un golpe de derechas apoyado por Bánzer fue sofocado por la combinación de una huelga convocada por la Central Obrera Boliviana y el general nacionalista Juan José Torres. El primero de mayo de 1971 se fundó en torno a los sindicatos la Asamblea del Pueblo en la sede del parlamento. Tres meses después Bánzer lanzó un cuartelazo en alianza con el MNR de Paz Estenssoro y la Falange. Este era el golpe número 187 que conocía la república boliviana fundada 146 años antes.

En Agosto 1971 Bánzer implantó una férrea dictadura que persiguió a los sindicatos, a la izquierda y a muchos demócratas. Los organismos de derechos humanos mencionan unos mil ejecutados y desaparecidos más unos 3,000 detenidos y miles más de exiliados. Dicho régimen militar estuvo ligado a la junta brasilera y precedió los golpes derechistas de Uruguay, Chile, Argentina y Perú. El juez argentino Rodolfo Canicoba ha querido arrestarlo por haberlo incriminado en la formación del 'Plan Cóndor' diseñado para coordinar la represión paramilitar de activistas en el conos sur. En 1977-78 una huelga de hambre de mujeres mineras impulsa una serie de marchas y huelgas que obligan a los militares bolivianos a anunciar la convocatoria de elecciones. Entre 1978 y 1980 Bolivia experiencia 3 elecciones generales y seis presidentes. En 1978 Bánzer crea su partido, la Acción Democrática Nacionalista, la misma que lo lanzará a competir por la presidencia en seis oportunidades.

En 1980 la Unión Democrática Popular gana las elecciones pero un golpe militar les previene de llegar a palacio. Durante dos años Bolivia será regida por tres juntas militares acusadas de narcotráfico hasta que un levantamiento popular obliga al ejército a dejar el poder al binomio udepista Siles Suazo - Paz Zamora. Este gobierno trata de hacer concesiones a los sindicatos y genera la mayor hiper-inflación continental. En Marzo 1985 los mineros en huelga toman La Paz. Incapaz de gobernar al país Siles había convocado elecciones para mediados de ese año. En éstas la izquierda llega dividida y confundida. Una parte de ella había quedado identificada con el gobierno causante del caos económico y el sector que proponía una revolución había sido incapaz de transformar a la Central Obrera en una alternativa de poder. Bánzer aparece como el hombre que puede poner orden, concita el apoyo de las ciudades y gana con un 27% de los votos válidos.

Sin embargo, el parlamento decide votar por Paz Estenssoro, quien quedó segundo, por que el grueso de los partidos quería cerrarle al paso al ex-dictador. Bánzer no tira el plato de la mesa. Acepta el veredicto hostil y, mas bien, firma el Pacto por la Democracia, mediante el cual el ADN apoya al MNR a condición que los segundos aplican su programa económico. En Agosto 1985 'Goni' Sánchez de Losada, nuevo ministro de economía de Paz Estenssoro, decreta el shock que produce que los precios se multipliquen por más de 15 veces pero estabiliza la economía. Bánzer le secunda pues ve que el MNR tiene más autoridad política en ese momento para imponer su plan de austeridad y para decretar los dos estados de sitio que logran derrotar la huelga general de septiembre 1985 y la marcha de 15,000 mineros a La Paz un año después.

En las elecciones de 1989 'Goni' gana y Bánzer queda segundo. El general le devuelve la misma moneda al MNR y evita que llegue a la presidencia. Paradójicamente, ADN forma la Alianza Patriótica con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, llevando a su líder Paz Zamora a la presidencia.

Bánzer se aliaba con el MIR, quien nació en 1971 como un partido castrista buscando derrocar armadamente a su dictadura. Tras haber perseguido al MIR y asesinado a varios de sus militantes, Bánzer decide hacer que ese partido llegue por primera vez a la presidencia. El socialdemocratizado MIR ahora se veía prisionero de Bánzer para aplicar sus políticas. Uno de los primeros actos del nuevo gobienro MIR-AND es la de decretar un estado de sitio contra la huelga magisterial.

Entre 1993 y 1997 el MNR detenta el poder y en 1997 Bánzer es nominado por el parlamento para remplazarlo. Esta vez el general apenas había sacado un 22% de los votos válidos, el equivalente a un octavo del electorado boliviano donde existen fuertes tendencias hacia el ausentismo o los votos blancos/nulos. Sin embargo, ahora todos los partidos grandes deciden votar por Bánzer para cerrar las puertas al MNR. El ex-dictador vuelve a palacio con una mega-coalición compuesta por el MIR y dos partidos populistas (UCS y CONDEPA).

En Abril 2000 Bánzer lanza el cuarto estado de sitio que aplicaba la democracia presidencialista boliviana después de la implantación del modelo monetarista de 1985. Esta vez dicha medida es derrotada pues la protesta es muy grande. La población de Cochabamba evitó el aumento de 3 veces de las tarifas de agua.

Las reacciones ante la obra de Bánzer son mixtas. Sus partidarios sostienen que él insertó a Bolivia como el corazón energético de Sudamérica logrando levantar al eje oriental en la política y economía boliviana y haciendo que el gas y la agroindustria amazónicas vayan desplazando a la minería. El fue el líder que habría evitado que Bolivia pudiese 'cubanizarse', que aplicó el mayor programa de erradicación de cultivos de coca y que fue puntal en el restablecimiento de la democracia. A su funeral asistieron representantes de todos los cinco grandes partidos parlamentarios. Para los EEUU fue uno de sus ejemplos a seguir. Durante la Guerra fría fue uno de aquellos generales que el Departamento de Estado apuntalaba para contrarrestar a los comunistas. Cuando, Washington se jugó a imponer democracias liberales en Sudamérica este general aceptó las nuevas cartas del juego.

Para sus oponentes Bánzer fue el hombre que durante su primer gobierno cobijó el surgimiento del narcotráfico, causó el inicio del masivo endeudamiento nacional, persiguió a los sindicatos, acentuó la pobreza, masacró campesinos (como en Tolata), nunca pidió perdón a sus víctimas y fue pivote central en destruir la economía nacionalizada dando paso al modelo privatista que dejó a decenas de miles sin empleo. Sus peores contrincantes se han convertidos los sindicatos campesinos quienes le acusan de racista y de estar sumiendo a los hombres del agro en la miseria.

Muchos medios de prensa que han mostrado hostilidad por Pinochet o Videla han tendido a ser más condescendientes con Bánzer. La razón descansa en la habilidad que tuvo el que aplastó a sangre y fuego a la Asamblea del Pueblo para poder mimetizarse. Al apoyar al MNR y al MIR a llegar a la presidencia en 1985 y 1989, Bánzer logró ir mejorando su carta de presentación y hacer que otros apliquen sus recetas. Al final hasta Zamora el líder del Partido Comunista Marxista Leninista y de la guerrilla maoísta de 1971 llegaría a integrar su plancha presidencial.

Curiosamente el presidente socialista de Chile es el único que anunció que iría a su sepelio. Quienes en Chile han querido poner a Pinochet en la justicia, pueden ver en Bánzer el modelo de un dictador que supuestamente se haya democratizado.

Es probable que tras su muerte caiga su partido. Sin embargo, los procesos que investigan los crímenes que se le atribuyen a su administración siguen pendientes.

Isaac Bigio es catedrático de la London School of Economics. Está escribiendo un libro sobre la revolución boliviana de 1952..

http://alainet.org/active/1983&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales