La región 'án' - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2001-12-30

La región 'án'

Isaac Bigio
Clasificado en:
Disponible en:   Español       
Compartir:


En las últimas semanas muchos lectores hispanos han visto las noticias dominadas por países musulmanes que tienen en común el sufijo 'án'. Al medio del Asia occidental existe un nueva área donde hay 9 países contiguos de mayoría mahometana que acaban con dicha terminación. Seis de ellos recién se separaron de Moscú hace 10 años permitiendo crear el nuevo conjunto geo-político que examinaremos.

Miembros y contornos

La región 'Án' está confomada por las seis ex repúblicas soviéticas de mayoría musulmana (Azerbaiján, Turkmenistán, Uzbekistán, Kazakistán, Tadjikistán y Kirguistán) y por los tres países que median entre estos países mediterráneos y el océano índico (Irán, Afganistán y Pakistán). Esta región está encerrada por países que curiosamente casi todos acaban Con el sufijo 'ia'. Desde Groenlandia, Islandia y mauritania hasta Indonesia, Malasia y Australia hay una cincuentena de países cuyos nombres acaban con esas dos letras. Al este de la región 'Án' está la India, al norte está Rusia y al oeste está Turquía, Armenia, Georgia, Jordania, Siria, Arabia y la mayor parte de países europeos que desde Francia, Suecia y Grecia También comparten dicha terminación. La región 'Án' empieza al oriente de las fronteras del viejo imperio otomano y el mundo árabe, al sur del Asia eslava y al occidente de la sobrepoblada India.

Hasta la segunda guerra mundial está zona fue un campo de disputas entre Londres y Moscú. La desintegración del imperio británico y luego de la Unión Soviética ha permitido que países que se mantuvieron desconectados entre sí puedan resumir una serie de antiguos vínculos históricos. Durante más de un milenio esta región tuvo a varios de los principales centros culturales y comerciales del Islam. Fue regida por imperios que llegaron a dominar el norte de la India y que estuvieron basados fundamentalmente en lenguas pérsicas o turcó-filas.

Hasta hace una década se consideraba que el oeste asiático estaba dividido en tres zonas: el medio oriente, el subcontinente indio y las estepas centrales dominadas por Moscú desde el siglo antepasado. En el vértice de estas tres estaba Afganistán. La guerra que se libró allí en 1979-89 terminó socavando a la Unión Soviética y coadyuvando a su posterior desintegración.

Hoy Afganistán es el centro de dicha región. Los nuevos descubrimientos astronómicos afirman que al centro de toda galaxia hay un super agujero negro. En el caso de la región 'Án' el corazón de este sistema de nueve países es un agujero negro cuya brutal destrucción militar, económica y social puede terminar devorando a la zona en su conjunto. Las ex repúblicas soviéticas musulmanas

Durante más de un siglo las antiguas zonas mahometanas ocupadas por Moscú habían quedado poco conectadas con el resto del Islam. La aparición de Seis nuevos estados islámicos al norte de los antiguos reinos de Irán y Afganistán ha cambiado las relaciones internacionales en dicha zona. El Asia central ex-soviética ya no está comandada por el Kremlin y el eje de su economía va virando hacia importar y exportar con occidente o sus vecinos del sur.

La revolución bolchevique transformó a ésta en la región musulmana más secularizada. La economía del Asia central soviética estaba desconectada y era muy distinta a la de los demás países musulmanes. Muchas antiguas instituciones fueron abolidas. El poder de los mullas (clérigos musulmanes) o los khanes, emires y sultanes (poderosos señores de estirpe feudal) fue reemplazado por una sociedad menos inigualitaria y tolerante hacia las mujeres y otros credos. Sin embargo, existía el monopolio de un único partido estatal, el mismo que acabó regido por una oligarquía.

La economía soviéticas no se centraba en el mercado sino en torno a un plan basado en empresas estatales. Todas las 15 repúblicas de la URSS estaban interconectadas en torno a un plan quinquenal.

Cuando la URSS explotó los países que menos quisieron separarse de ésta fueron los del Asia central. Cuando cayó el muro de Berlín para muchos europeos orientales las expectativas de vida parecían mejores al oeste de la cortina de hierro, pero para los musulmanes soviéticos el nivel social y educativo alcanzado por ellos parecía mejor que el de sus vecinos del sur islámico.

Hasta 1991 la élite se proclamaba socialista pero desde entonces fue cambiando de camiseta y los jerarcas de los partidos comunistas locales se transformaron en nuevos déspotas. Turkmenistán, por ejemplo, es un semi-desértico y poco poblado país que tiene una amplia riqueza petrolera. El ex caudillo del partido comunista se ha tornado en un autócrata capitalista que emula al emir de Kuwait.

La separación de estas ex repúblicas soviéticas musulmanas les empujó a rediseñar sus economías y sus relaciones internacionales. La economía planificada centrada en Moscú fue remplazada por la de mercado orientada a exportar para y recibir inversiones del mundo capitalista.

Los oros oscuros

Esta región tiene dos materias de mucho consumo en occidente. Los dos son tan preciados como el oro: los hidrocarburos y el opio.

Se cree que en el entorno del mar Caspio hay riquezas petroleras que pueden rivalizar a las del golfo arábigo-pérsico. Una serie de multinacionales ha empezado a interesarse en la extracción y transporte de los hidrocarburos de dicha región. Esto, a su vez ha tenido un fuerte impacto en los 3 países que están al sur de ellos pues por allí debe pasar los ductos que transporten el gas al océano más próximo.

Irán es la ruta más corta y este país tiene mucha experiencia en refinerías de hidrocarburos. El problema es que EEUU no le ve con buenos ojos debido a su régimen hostil. Por eso es que Washington veía con muchas expectativas el proyecto de la transnacional Unocal de construir un gasoducto que conecte al Caspio con el Indico pero pasando por Afganistán y acabando en las costas de Pakistán. La guerra afgana hizo naufragar dicho proyecto, el mismo que ahora podría volverse a replantearse.

La disputa por la ruta de los ductos ha generado una serie de conflictos.

No es casual que en Chechenia y otras zonas caucásicas se hayan producido guerras en zonas donde deberían pasar dichos tubos.

Otra materia de exportación de dicha región es el de la goma del opio y sus derivados (heroína y morfina). En esta zona se producen ¾ de dicho oro oscuro a nivel mundial. Para muchas empobrecidas familias campesinas afganas la producción de amapolas resulta la única alternativa posible. Otros países de la zona empiezan a producir ésta o a verse envueltos en el narcotráfico.

Guerras y conflictos

Si bien Afganistán tiene el conflicto más conocido, no es el único caso. En la mayor parte de las ex repúblicas soviéticas del Asia central han Habido enfrentamientos y allí hay fuerte actividad islamita.

Adentro y en la periferie de la región 'Án' hay también otros Movimientos que están pidiendo la formación de otro país que acabe con el mismo sufijo.

Al oeste están las guerrillas que piden un Kurdistán y que tienen controladas ciertas áreas de Irak y Turquía. Al norte hay algunos movimientos separatistas dentro de repúblicas musulmanas que han quedado atrapadas en la federación rusa. Al este hay movimientos separatistas armadas en el Sinkiang chino que pide la creación de un Turkmenistán oriental. Dentro de los Sikhs en el Punjab indio (contiguo a Pakistán) hay movimientos en pro de un estado para los miembros de esa religión: Kalistán. Pakistán e India chocan sobre Cachemira pues el primero aduce que ésta es una provincia musulmana que debería ser liberada o integrada a su país. Al sur y centro de la región está el Baluchistán (atrapado entre Irán, Afganistán y Pakistán), el mismo que ha sido centro de insurgentes separatistas en el pasado. Una posible desintegración de Afganistán entre el norte poblado por las etnias que ahora tienen sus propias repúblicas post- soviéticas y el sur pashtú podría crear tendencias centrífugas en Pakistán y a que se vuelva a plantear la separación del Pashtusistán de Pakistán.

Zona nuclear entre grandes potencias

La región 'Án' es la única zona islámica donde hay armas atómicas. Pakistán las ha desarrollado en su rivalidad con India. Kazakistán llegó a tener varias cabezas nucleares como parte de la URSS.

Esta es una zona que está en medio de los dos países más poblados del mundo (India y China) y de la Antigua superpotencia euroasiática (Rusia). La única superpotencia que queda ha decidido poner su mayor operación bélica en esta zona.

Los dos ex reinos de esta zona (Irán y Afganistán) se convirtieron en los principales propagandizadores de grupos armadas islamistas. Los ayatolas iraníes han amparado a diversos movimientos guerreros chiítas (como el Hizbollah libanés). Distintas fracciones afganas (los talibanes pero también secciones de la gobernante Alianza Norteña) han impulsado acciones bélicas sunnitas en otros países.

Para viabilizar esta región occidente requiere pacificar Afganistán. Para lograr ello los 6 vecinos de este destruido país y las potencias (EEUU y Rusia) vienen manteniendo un equipo que trate de negociar cuotas de influencia en una administración estable afgana. Pese a que todos los países que borden a Afganistán están interesados en apaciguar el fuego que emana de éste, cada cual tiene intereses diversos. Sus choques pueden conllevar a nuevos problemas.



http://alainet.org/active/1857&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales