ALAI, América Latina en Movimiento
2006-10-12

Colombia

Significado, experiencias y genocidio de la Unión Patriótica

Germán Silva Losada
Clasificado en: Política: Politica, DerechosHumanos, Partidos, | Social: Social, Violencia, |
Disponible en:   Español       
Compartir:


"Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto" Leonardo da Vinci

Antecedentes inmediatos

Al igual que otros gobiernos del Frente Nacional, el final del mandato de Alfonso López Michelsen había sido desastroso. La traición a sus antiguos postulados del MRL. y el incumplimiento de promesas electorales habían presionado el reagrupamiento de los sectores populares, que lograron organizar el Paro Cívico Nacional en septiembre de 1977, siendo violentamente reprimido, con 15 trabajadores muertos en el todo país. Ante la denuncia nacional e internacional, que incrementó la protesta con nuevas movilizaciones y un recrudecimiento del accionar guerrillero, un grupo de 33 generales y coroneles instruidos en la Escuela de las Américas de Panamá, urdió una conspiración exigiendo al presidente entregarles el manejo de la situación, a través de un extenso memorando de 12 capítulos, entregado furtivamente una madrugada, cuando al mandatario le restaban sólo meses de su gobierno. La estrategia militar era extender la guerra en el campo y la ciudad, a fin de crear una conmoción que les permitiera un autogolpe. Entre los comandantes firmantes, exponentes de la doctrina de Seguridad Nacional se encontraban los golpistas Alvaro Camacho Leyva, Fernando Landazábal Reyes, Lema Henao, Vega Uribe, Rebeiz Pizarro, Ruiz Novoa y Alvaro Valencia Tovar.

López reunió de emergencia a la clase política, mandos militares, representantes de los grupos económicos y de la embajada norteamericana, para un acuerdo que le permitiera terminar el periodo, prometiendo a los militares concertar su memorando con el siguiente candidato del liberalismo.

En medio de una represión generalizada en las regiones campesinas adónde la familia de Turbay Ayala y sus socios controlaban la economía y la política, los militares favorecieron su candidatura y el nuevo presidente entra a gobernar con el memorando de los generales cuya fórmula habia sido apoyada por el pentágono a través de la embajada en Bogotá. El régimen de Turbay fiel representante de despóticos sectores terratenientes ya entrelazados con el narcotráfico, y de los principales grupos monopolistas en el poder amplió el dominio y control de las transnacionales imperialistas. De triste recordación son sus leyes y decretos como el Estatuto de Seguridad y el Código de alta Policía, copiados de leyes draconianas de un siglo antes, como la Ley 61 de 1988, o Estatuto de Seguridad apodada "La ley de los Caballos". Célebres fueron entonces las torturas, los asesinatos selectivos y las caballerizas de Usaquén, adonde “se torturaba con caballos”.

Turbay gobernó con los generales a través del estado de sitio permanente y las conmociones internas que institucionalizaron la tortura, las desapariciones, y la violación flagrante de los Derechos Humanos y las libertades públicas, dándoles fuero especial a los militares y poniendo en sus manos la Justicia Penal Militar y los Consejos Verbales de Guerra. Luego de la acción más importante del M-19, la toma de la embajada dominicana, que obligó a la negociación y una solución incruenta, el régimen se vengó con el movimiento popular y la población civil, militarizando el país y la vida nacional, tanto que el caudillo de su mismo partido Darío Echandía, llegó a afirmar que “Turbay no era más que un firmón” porque el poder real lo tenían los generales.

Los anales de la historia reciente, nos cuentan que los grupos anticomunistas, bandas de matones y la mano negra, embrión de los grupos paramilitares resurgieron en el gobierno turbayista a comienzos de los ochenta. Ante el incremento de las acciones guerrilleras y la convulsión social el régimen propuso y decretó una amnistía para dialogar con la insurgencia. Las FARC la rechazaron de plano, porque ella contemplaba el sometimiento y la desmovilización con entrega de armas, sin antes avanzar en un proceso serio para pactar las reformas y erradicar las causas de la violencia. El M-19 estuvo coqueteando en varios encuentros de comisiones, pero finalmente ante la demagogia del gobierno los Emes se retiraron.

En medio de una cruel represión y confrontación abierta con la insurgencia, termina Turbay Ayala y gana las elecciones el conservador Belisario Betancourt, que desde su entrada responde a las propuestas de las FARC de iniciar conversaciones hacia un proceso de paz, para encontrarle solución a

la crisis política y social deteniendo el militarismo guerrerista. Un buen grupo de periodistas, mandatarios locales, parlamentarios y concejales habíamos empezado así mismo entrevistas e intercambio con la insurgencia en varias zonas y algunos sectores políticos que ayudaron mucho al encuentro y las primeras reuniones.

López Michelsen que se había negado en su gobierno a un proceso de paz con la insurgencia, acude al llamado de Betancourt asumiendo la Comisión para los diálogos. Sin embargo en ninguno de esos gobiernos, incluido el de Belisario Betancourt, se desmontó ni la estrategia de Seguridad Nacional ni el poder militarista, ni se avanzó en la reforma agraria, tres factores determinantes en las causas del conflicto armado, que engendraron el terrorismo de estado a través de la guerra sucia paramilitar, que mató el proceso, y permitió el genocidio, generando una ya histórica desconfianza de la insurgencia, la izquierda y el pueblo.

Diálogos y nacimiento de la Unión Patriótica

El contenido de los diálogos y acuerdos de éste periodo, con similitudes con otros, tienen aspectos esenciales, inéditos que caracterizan el proceso con las Farc, en el que hasta hora se ha avanzado mas por la paz y la democracia. El preludio de los diálogos arranca de la Séptima Conferencia de las Farc en octubre de 1982, en que la organización guerrillera traza una estrategia general contemplando una decisiva acción para buscarle salidas políticas al conflicto armado. Pese a sentirse aún los rigores del Estatuto de Seguridad del anterior gobierno y sin definir por el nuevo una propuesta hacia un proceso de manera clara, la conferencia aprobó los puntos esenciales que hiceron conocer del presidente Betancourt a finales del año 82. “ Las Farc –Ejército del Pueblo-podrá llegar a conversaciones y harán la lucha diplomática y política en el sentido de que el problema guerrillero no puede resolverse sino vinculado a la solución de los problemas fundamentales del pueblo colombiano.”... “ Respuesta al decreto de Amnistía del gobierno Turbay..” (I)

El Partido Comunista, que venía sufriendo en carne propia los azotes de la represión militarista, al igual que la estigmatización y la marginación como organización política durante el Frente Nacional, había propuesto desde su XII Congreso, la necesidad de trabajar por un proceso de Apertura Democrática, con el aglutinamiento de las fuerzas democráticas y progresistas en una convergencia nacional, que arrancara de un proceso de diálogos con la insurgencia hacia la paz y la democracia. Dicha propuesta fue siendo fundamentada en el 13 Congreso y posteriores plenos del Comité Central y por ello el partido con su secretario general, Gilberto Vieira a la cabeza, en la Comisión de Paz y tejiendo todos los contactos y esfuerzos necesarios, fue actor esencial y factor decisivo en el proceso hacia los acuerdos de Cese al Fuego, Tregua y Paz, como en la fundación, desarrollo y lucha de la U.P.

Es a éste clamor nacional de los sectores de izquierda y organizaciones populares que el gobierno acepta la iniciativa de la guerrilla y nombra una amplia Comisión de Paz integrada por todos los sectores políticos, sociales y gremiales, que va al encuentro con el Secretariado en la Uribe el 30 de enero del 83, iniciandose los diálogos que debaten durante quince meses temas centrales de la crisis nacional llegando a los importantes acuerdos de la Uribe Los puntos de la propuesta de las Insurgencia para el acuerdo habían sido debatidos y aprobados por el Pleno ampliado del 27 de mayo de 1984 - 20 aniversario de la fundación de las FARC - con asistencia y la firma de los Jefes de los 27 frentes existentes hasta entonces, los miembros del Estado Mayor central y algunas ayudantías, bajo el título de Cese al Fuego, Tregua y paz. En ellos se sustentaban las bases esenciales del acuerdo impartiendo al final la orden a todas las unidades para el cese del fuego que es decretado también por el gobierno el 28 a partir de la media noche para las unidades del ejército y los organismos de seguridad y de policía. (II)

Las iniciativas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC, en la búsqueda de un proceso de paz con justicia, democracia y soberanía, desde Marquetalia, han contemplado la formación de un amplio movimiento popular y patriótico para asumir la lucha hacia profundas reformas sociales, como alternativa a la violencia y por las transformaciones económicas, eliminando las desigualdades hacia el socialismo. Por ello el 20 de julio del 84 antes de la firma de los

acuerdos, el Secretariado envió una carta al iniciarse las sesiones del Congreso en las que planteaba los puntos del acuerdo y una plataforma política para las reformas necesarias que hicieran viable el proceso y posible la paz para construir democracia. Y terminaban diciendo: “ Con la cual las Farc se convierten en la base de lanzamiento de un movimiento político nacional en Colombia ”. (III)

Las reformas contempladas en la misiva, de forma resumida rezaban: La Acción de las masas por el retorno a la normalidad del país, a la controversia civilizada por una Apertura democrática que garantice el ejercicio de la oposición, el acceso a todos los medios de comunicación social, a su libre organización, a su lucha y movilización y la participación en las gestiones del Estado. A renglón seguido se demanda l Reforma de las costumbres políticas y la aplicación del programa agrario de los guerrilleros de Marquetalia aprobado el 20 de julio de 1964, a traves de una reforma agraria integral y democrática. Otros puntos centrales eran política internacional del país libre de la injerencia del imperialismo, restaurando la soberanía nacional lesionada por la aplicación de la teoría de Seguridad Nacional; Pleno ejercicio de las libertades políticas y sindicales, desmonte y castigo de los grupos de pájaros, informantes y de prácticas paramilitares que adelantan la guerra sucia; Desmilitarización de la vida colombiana y nombramiento de un ministro civil con la democratización de las Fuerzas Armadas, la indemnización a las víctimas de la Violencia y castigo a torturadores y asesinos.(IV)

Ahí se anida el génesis de la UP. en las propuestas iniciales que las Farc, en sus cartas a Belisario Betancourt, planteaba en la necesidad de crear un nuevo espacio tolerante en el que pudiese irrumpir una alternativa popular para construir la paz, la democracia y procesar las reformas que erradicaran las causas objetivas de la confrontación armada. La propuesta de la UP. surge pues, desde la firma de los acuerdos en la Uribe, su estructuración y su programa amplio y unitario, pero de hondo contenido patriótico y antimperialista.

Con el agitado ulular de los helicópteros que hendían el aire sobre los páramos de la Uribe, abrigamos la esperanza de estar construyendo un promisorio futuro para la Patria. Cómo no recordar a ése gran líder popular, Luis Alberto Morantes y luego comisario político e ideólogo, Jacobo Arenas, inspirador principal del movimiento que resumió opiniones para el nombre de bautizo que el estado mayor refrendó y a pesar de su gestación en el acuerdo Estado-Guerilla de las montañas, advirtío que si bien laadvirtióe convertía en “La plataforma de lanzamiento del nuevo movimiento”, ésta era una propuesta “...para que la agarren y la hagan suya todos los sectores democráticos y patrióticos del país”.(V)

Al brindis por el nacimiento de la niña, siguieron las anécdotas de pasados intentos, y en duros forcejeos, los compromisos del gobierno para “brindar y rodear de amplias garantias y seguridades a los líderes y militantes de la U.P, como a los que la guerrilla destinara al proyecto..”. … ”El gobierno hará recaer todo el peso de la ley, sobre el ciudadano o la autoridad que conculque sus derechos o niegue, eluda o desconozca, las garantías que les corresponda” , reza un párrafo de los acuerdos. Basados en ellos, la guerrilla dedicó a un importante número de cuadros que se lanzaron al encuentro del torrente social para engrosar la Unidad Popular, abriendo nuevos espacios de confrontación política y social, por los cambios necesarios. (VI)

Pero el camino era escabroso pues los militares latinoamericanos siempre habían estado orientados y preparados para la guerra. Por ello el asedio y la represión contra el pueblo seguían. Las FARC sin embargo persistían pues la guerrilla no sólo a propuesto diálogos hacia la paz, desde su fundación en Marquetalia, sino que los ha buscado, los ha peliado y los ha impuestpeleadoey los ha impuesto, con el apoyo de los sectores progresistas más avanzados. La UP. Como compromiso de Paz y justicia social

La UP. fue el movimiento de los trabajadores y campesinos, de sectores sociales progresistas, de la Ireprimida, por las dictaduras cívico-militares de los cincuenta y luego por la dictadura política restringida que fué el Frente Nacional y los recientes gobiernos. La gente se agolpaba engrosando las filas de la UP. para convertirla en una apuesta amplia y pluralista, que avizoraba el momento histórico con una plataforma de reformas sociopolíticas urgentes para construir la paz, la democracia y la justicia social, Era el germen de un proceso que ambicionó reconciliar a los colombianos, para abolir la intolerancia, el despotismo, y el militarismo frente-nacionalista.

Echó raíces entre los campesinos que veían llegado su momento, que era su fuerza y entonces organizaba las juntas patrióticas, las marchas, los seminarios, las manifestaciones. Las campesinas más experimentadas con su malicia indígena advertían: “Compañeros.. salgan a las plazas a mover gente, pero no se confíen, porque los perros andan sueltos”...Luego vinieron la alegría y el entusiasmo al lograr importantes escaños en el parlamento y los gobiernos locales, como en el encuentro con otros sectores de trabajadores, campesinos, empleados, indígenas, la comunidad educativa y académica en general. Un recuerdo estimulante es el de la participación juvenil y femenina, como de los trabajadores de la cultura que le imprimieron al movimiento su dinamismo, ese toque especial, hermoso y vivaracho hacia el futuro.

Fueron momentos muy alentadores y emotivos, con los trabajadores y el pueblo todo, su quehacer diario, sus problemas, construyendo con ellos una nueva alternativa, debatiendo propuestas, con una diaria pelea por desterrar métodos y prácticas de la caduca clase dirigente empotrada en el poder con sus vicios clientelistas y gamonalistas. En las regiones campesinas despertó la UP. más simpatía y defensa por el abandono secular y porque allí la confrontación era más dura. El Partido comunista, había nacido y crecido con mucha fortaleza en extensas regiones agrarias que fueron sin duda una base firme de la UP y su desarrollo. El acervo de esas prrrollo. El acervo de esas primeras experiencias se anudaron en los lineamientos del primer Congreso constitutivo que da vida pública legal a la UP en 1985.

Carácter y objetivos de la Unión Patriótica

El Congreso fue una tribuna democrática, mas no pudo jo organizativo en regiones agrarias por las dificultades de movilización y el asedio militarista que seguía en vastas regiones. Pero de todas ellas se enviaron informes y propuestas para la plataforma, estatutos y formas organizacionales, muchas de las cuales fueron incorporadas. Ya allí se planteó un dilema bien importante entre los que planteaban un movimiento reformista electoral socialdemócrata y liberal y quienes proponíamos ir más allá con la movilización y resistencia de las masas con un programa que proyectara cambios estructurales, que arrancaran de una nueva Constitución, con el protagonismo del pueblo Se clarificó con gran acierto la forma de trabajar por tales postulados con la movilización popular como alternativa, factor que mas disgustó a la gran burguesía y el poder latifundista, como a los guerreristas del norte, que empezaron el diseño de la guerra sucia para acabarnos. Se debatía también en torno a las formas organizativas, al papel de los organismos regionales, los parlamentarios y funcionarios nuevos de la UP, como frente a las normas de funcionamiento y el financiamiento popular de la organización.

Las conclusiones de ese primer Congreso fueron muy importantes, pero en la práctica muchos parlamentarios, funcionarios y alcaldes no las desarrollaron, pese a que se elaboró una especie de manual, y Jacobo Arenas que sonó como el primer posible candidato presidencial, escribió un buen material titulado “Qué debe ser un parlamentario y un alcalde de la Unión Patriótica”.

Pese al compromiso y los pactos refrendados con la orden del presidente para los acuerdos de tregua y cese al fuego, los sectores reaccionarios de las Fuerzas Armadas junto a los terratenientes ligados con narcotraficantes no los respetaron desde el comienzo y con una actitud militarista sabotearon el proceso en las regiones. En la carta enviada por las Farc el 7 de octubre de 1984, luego de una reunión de la Comisión Verificadora en la Uribe, el Estado mayor señalaba: “ De nuestra parte hemos cumplido al pie de la letra los acuerdos de la Uribe. No acontece de la misma manera con la orden presidencial del cese al fuego. A partir del 28 de mayo, el ejército despliega operativos contraguerrilleros en los frentes 14 y 15 en el Caquetá, el 1º frente en Arauca, en el 21, 22 y 23, en el 4º , el 12 y el 20 en el Magdalena Medio, en el 3º y en el 13 frentes en el Huila y dispuso operativos en ante-orden contra todos los demás frentes de las Farc en el país...” (VII)

La estrategia de los sectores reaccionarios compartida por la embajada norteamericana era sostener la represión y el choque armado en las regiones adónde habia mucha mas influencia de la UP. pero así mismo de vital importancia geopolítica para los más poderosos grupos económicos, latifundistas y el imperialismo, que ya habían comenzado la organización del paramilitarismo de la mano de los narcotraficantes. Por ello los operativos provocadores y violatorios del acuerdo, amparados en una nueva orden presidencial, se sustentaba en una Circular del 1º de junio de 1984, firmada por el general Vega Uribe, comandante de las FF.MM. y quien había firmado junto con los 33 mandos, el famoso memorando con el que gobernó Turbay. Tal memorando y la nueva circular insistían en ”La necesidad de reprimir, recuperar y consolidar las regiones estratégicas para el Estado y el desarrollo económico nacional...” (VIII)

En varios departamentos y municipios se intentó practicar la democracia directa y la autogestión popular con las comunidades con nuevas iniciativas, pero se entró en contradicción con sectores liberales y conservadores dentro del movimiento y la vieja costra terrateniente, monopolista y militarista no aguantó el desafío de la paz y la democracia y se devolvío todo el peso de la represión, empezando la matanza de los líderes y cerrando los espacios por el incumplimiento del gobierno. Entonces vienen los momentos mas difíciles que arrazaron con el sueño, las espectativas y este gran proceso unitario y libertario que apenas empezaba. Varios campamentos de las Farc en tregua habían sido ya asaltados por la contraguerrilla, y después el presidente de la “ guerra integral” Cesar Gaviria Trujillo, como castigo a la insurgencia por no salir a dejarse masacrar en las calles, inauguró la votación de la Constituyente con el ataque traicionero de mas tres mil militares a la sede de los diálogos en la Uribe.

El pueblo organizado cosechó importantes experiencias en amplias regiones. En la histórica región del Sumapáz, después de treinta años, en que los comunistas fueron asesinados o desterrados de Pandi, Arbeláez y otras regiones de Cundinarmarca y norte del Tolima por los sicarios del latifundista Antonio Vargas y los militares que los protegían, se logró volver con la UP y en alianza con liberales demócratas se eligió a líderes de la dirección regional como concejales y alcaldes progresistas que lograron avances en lo social y la apertura democrática hasta cuando se vieron obligados a retirarse por estar cercados y no poder hacer nada en favor de las gentes. Ya los latifundistas y narcotraficantes habían regresado a organizar el paramilitarismo como había sucedido en épocas anteriores.

La persecución contra la dirigencia y el genocidio *

Los recuerdos de la tragedia de la UP, rompen el alma. La mayoría de líderes inmolados eran prría de líderes inmolados eran probados líderes nacionales, regionales y locales. El sacrificio de los dos grandes candidatos a la presidencia Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo y luego muchos compañeros de infancia, de militancia en la Juco y el Paco, da sindical, de recuperación de tierra ociosa de baldíos para construir a Provivienda, de periodismo, de cultura popular, de permanentes agarrones con la policía, directamente o disfrazada. De Puerto Boyacá desparecieron a nuestros compañeros Faustino López y Miguel Angel Díaz, cuando apenas se acaban de firmar los acuerdos en 1984; Luego acribillaron a Leonardo Posada en Barranca el 30 de agosto del 86.; al dia siguiente Pedro Nel Obando edíaillavicencio, luego Octavio Vargas en San José del Guaviare y Pedro Luis Valencia en Antioquia. Continuaron los asesinatos selectivos de líderes regionales y municipales, como las primeras masacres en Antioquia, Los Llanos Orientales, el Sur y los Santanderes.

En el Urabá adónde decenas de miles de colonos y campesinos le dieron su respaldo a la UP, fueron luego barridos sus líderes y se empezó el exterminio bajo la dirección entre otros del entonces mandatario local Alvaro Uribe Vélez, que hizo su carrera emergente organizando a los paramilitares y legalizándolos en laamilitares y legalizándolos en las CONVIVIR para exterminar a la Unión Patriótica y toda la oposición. Los mandos empezaron a convivir con los escuadrones entregándole la infraestructura necesaria para las masacres. Asesinados y desterrados los campesinos,rcotráfico, llegaron al poder haciendo la contrareforma agraria. Ante la guerra sucia que masacraba a la UP. propusimos retirarnos de una participación electoral demagógica, en la cual se escenificaba una pelea de trigre con burro amarrado.

La guerra sucia como expresión paramilitar del Terrorismo de Estado diezmó muchas familias revolucionarias como las de Teófilo Forero, Manuel Cepeda, la gran familia de Leonardo y Julio Posada. Antequera, Bernardo, Miller, los Mayusa, Los Palacios, masacrados en Fusagasugá, los Foreros, Los Riveros, Los Prada , Los Silvas y tantas familias heróicas varias de ellas destruidaheroicas tantos otros desplazados y desterrados en el exterior como la familia Jiménez Romero, cuyo padre Benito Jiménez fué desaparecido hace 15 añiménez fue desaparecido hace 15 años con 27 campesinos más en la masacre de Pueblo Bello, Urabá. El vallenatólogo, Máximo Jiménez, con un hermano asesinado, su familia diezmada y él asilado en Europa. Así como los colectivos militantes herederos de la UP, que hoy se entregan por la solidaridad con la lucha del pueblo colombiano en Europa, Norteamérica, Asia etc. Más conmovedor aun cuando atentan contra Aída Abella, presidente del movimiento, concejal de Bogotá y a quien muchos habíamos propuesto ya como canan a refugiarse en Europa para salvarse.

Indignación por la impotencia de sobrevivientes en Europa, viendo pasar las imágenes de la lucha y el genocidio en el filme “10 AÑOS DE LA UP”, y diez años después “El Baile Rojo” “No sabemos dónde guardar tanto” “No sabemos dónde guardar tanto dolor, pero no nos dejaremos acorralar por nuestras penas. Hay tantos dolientes que atender que nos toca alzar la frente...”. afirmaba Gloria Flores de Pardo, en su desgarrador pero gallardo relato en el 44 período de sesiones de la Comisión de DD.HH. de la ONU en Ginebra.

Supimos cuando comenzó el genocidio pero no hasta dónde iría la guerra sucia, los asesinos siguieron sueltos en la completa impunidad y de la mano del narcotráfico y los gringos en el poder. Un profundo dolor vuelve a golpear nuestro ser por el asesinato continuado de líderes populares por el Terrorismo de estado como el de Joaquín Hernández, Personero de la UP en Cabrera Cundinamarca, el dirigente del partido Alfonso López en Tibacuy, como el del Prs Comunales, Pedro Alirio Silva en el Putumayo, organizador del más amplio movimiento de la UP en esa región, cuyo cuerpo secuestrado por los militares casi no podemos recuperar, porque los revolucionarios hasta después de muertos somos incómodos en un pais de dictadura encubierta. Es la continuación de la tragedia represiva a las familias Silva Ramírez, luchadores del legendario movimiento agrario que de Viotá la Roja, como del Sumapáz que avanzó en muchas regiones haciendo reforma agraria directa. Bajo el régimen de Uribe Velez se siguen contando por centeVélezas víctimas de éste genocidio macabro, que el mismo gobierno emparentado de narcotráfico y paramilitarismo se niega a reconocer por ser uno de sus principales ejecutores. Pero contra todas las plagutores. Pero contra todas las plagas de la guerra capitalista el pueblo sigue lidiando, porque la leyenda continúa....

Aciertos y los errores de la UP.

Es preciso ver a la Unión Patriótica en un contexto histórico, de circunstancias complejas como las de Colombia. Fue una iniciativa muy acertada el lanzamiento del proyecto y su organización. Ahí las FARC, jugaron un papel determinante, con su anhelo de paz y democracia con justicia social. Su avance demostró la justeza de una acertada táctica política cnzar la conciencia y la unidad de las masas populares.

Se demostró que si se habren espacSe demostró que si se se permite la participación social y política, de la izquierda, ésta conquista la simpatía de la gente que confía en la decidida entrega por lonfía en la decidida entrega por la solución de sus necesidades mas sentidas y los cambios transformadores que demanda la crisis estructural del sistema. Fue una experiencia histórica, porque ningún movimiento ha logrado en unas condiciones como ésas, esa co tiempo, en que se afirmaba que: “La paz y la democracia avanzada la obtendrá el pueblo a traves de la UP” (IX)

Pero el gentravés de la UP dejó dolorosas experiencias para la Izquierda, para toda Colombia y el mundo. Confirmó la intolerancia, la exclusión y la violencia como únicas vías que el régimen y sus partidos oligárquicos tienen frente a las nuevas alternativas patrióticas. Estos procesos despiertan exagerada confianza y falsas ilusiones. Desde hace mas de 50 años con la traición a los guerrillers con la traición a los guerrilleros del Llano, el crimen de Guadalupe Salcedo y los posteriores. Se expone a los mejores líderes, cuando la guerra preventiva del norte busca descabezar los movimientos, y la concientización por los cambios. Con los acuerdos de entrega del M-19 y otros grupos, les asesinaron en la entrada a sus mejores cuadros, para poder convencer y cooptar para el sistema a los demás.

Al empezar los asesinatos las FARC retiraron a sus líderes pero otros sectores no se percataron. Lossin poder hacer nada más allá de la denuncia y el Partido Comunista puso de nuevo su mayor cuota de sacrificio con el exterminio de los mejores dirigentes del Comité Central, los regionales y municipales, que siguen acorralados porque la guerra consustancial al capitalismo no respeta ni siquiera su embeleco de democracia burguesa.

Se diluyó la resistencia de las masas y se dejó acabar la autodefensa de masas revolucionaria que en regiones agrarias y barrios populares jugó papel determinante en la resistencia a las dictaduras, a los pájaros paramilitares y que logró imponer y salvaguadar la paz en las principales regiones agrarias en Colombia. La experiencia nacional como internacional aconseja que frente al carácter represivo del régimen es preciso forjar la resistencia y la concientización de las masas para defender su organización y las conquistas de muchos años.

Luego de ser retirada la gente de las Farc y diezmados los líderes de la UFARCotros desvirtuaron postulados iniciales en sus espacios parlaados iniciales en sus espacios parlamentarios y administrativos que no hacían nada distinto a los partidos oligárquicos porque la situación no se había logrado transformar y la elección popular como la descentralización conseguida en los acuerdos y escritaletra muerta y los avances democráticos se retrocedieron con las reformas reaccionarias.

Verdad, Justicia y reparación para las víctimas

Muchos adherentes de la UP. se fueron a otras toldas y otros se han marginado, dentro y fuera del país. pero aún hay muchos que anhelamos una Peroa iniciativa que sólo podría sobrevivir si se procesa en un nuevo escenario, anclado a un nuevo proceso por la paz que abra camino a una Salida Política al largo conflicto social y armado que se amplía. En las condiciones actuales de guerra sucia del paramilitarismo institucionalizado, en el poder y con licencia para masacrar no podría existir un movimiento con el carácter y los objetivos programáticos de la UP.

Buscamos encontrar y reunir a muchos sobrevivientes para escucharlos, darnos alguna coordinación y debatir la idea de un movimiento amplio por el Intercambio Humanitario y la Salida Política al Conflicto. Tenemos muchos muertos, presos, muchos desplazados, amenazados y más de un 60% de los colombianos quiere el Intercambio y nuevos diálogos. La UP. naciócambio y nuevos diálogos. La UP iso concitar la unión de los demócratas para el Intercambio y un proceso hacia la paz, si queremos abrir campo a la justicia en Colombia con un proyecto liberador patriótico y bolivariano.

Junto a la coordinación y el proceso de denuncia y rescate de la memoria histórica de las víctimas, es preciso abrir nuevos espacios de análisis y debate sobre el significado, y causas del genocidio de ésta magnánima experiencia del pueblo, que se encamine a superar errores y falencias, que asuma y asimile en su debida dimensión el proceso de unida Popular, junto al nuevo despertar de la Patria Grande latinoamericana y las nuevas formas y contenidos de los movimientos emancipadores y liberadores, en que deben fundirse el ideario bolivariano con el marxismo hacia el socialismo.

Es urgente sí debatir y precisar tareas y campañas que esclarezcan el genocidio, y el proceso de acusación en la Corte Interamericana de DD.HH, en Colombia y en el exterior a fín de concitar el apoyo y la solidarifin con las víctimas, pero más allá de la presión para que el gobierno colombiano admita la tipificación de genocidio como lo ha hecho la Comisión y se acelere el proceso para juzgar a los culpables, se conozca la verdad y se proteja y se pueda resarcir a los sobrevivientes a la organización y la sociedad de manera integral en todos sus derechos.

- Germán Silva Losada es periodista. Dirigente social. gestor de procesos de paz. Cofundador y lider de la UP. Víctima de varios atentadolíderfugiado en Suecia. Doble nacionalidad de la Unión Europea y colombiana. Asesor de comunicación y capacitación en Venezuela.

Notas:

Genocidio: Extermnio o eliminación sistemática de un gExterminioal por motivo de raza, de religión o de política. Diccionario de la Real Academia de la Lengua española. XXI-edición-Madrid

(I) Cese el Fuego. Arenas Jacobo. (Una Historia política de las FARC). Página 19.

(II) Ibdem. Página 9 – Archivos VISUR

(III) Correspondencia Secreta del Proceso de Paz- Jacobo Arenas. La Oveja Negra, Bogotá.. 1ª Edicción-junio de1989

(IV) Qué reformas proponen las FARC? Memorando del Estado Mayor Central de las FARC a la plenaria de la Comisión Nacional de Veirificación de cese al fuego, tregua y pz. Firmado el 7 de octubre de 1984.

(V) Ibdem.-Esboso histórico de las FARC. Comisión Internacional. 1998

(VI) “Correspondencia secreta del proceso de Paz” Idem. Por el Intercambio Humanitario: Silva German L.

rcambio Humanitario: Silva Germá proceso de demanda en la CIDH por el genocido de la UP.

(VIII) Las zonas ggenocidiocas de Colombia- Silva German L. Ponencia- Cese al Fuego, A. Jaáobo. Página 10.

(IX) Correspondencia Secreta del Proceso de Paz-. A. Jacobo. Cartas.

http://alainet.org/active/13861&lang=pt




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales