El Estado social de derecho - América Latina en Movimiento
ALAI, América Latina en Movimiento

2006-05-09

Colombia

La contracara del Estado comunitario

El Estado social de derecho

Juan Diego Restrepo E.
Clasificado en:   Política: Politica, |
Disponible en:   Español       
Compartir:


Medellín “Milito en la izquierda porque me parece que las libertades públicas y la autonomía personal son bienes tan deseables, tan apreciables, que no hay derecho a que solo unos pocos los puedan disfrutar”, afirmó con vehemencia el candidato del Polo Democrático Alternativo (PDA), Carlos Gaviria Díaz, durante su intervención en el seminario El estado social y democrático de derecho y su realidad en Colombia, realizado el pasado lunes en Medellín. Justo en esas palabras se concentra una buena parte del proyecto político de Gaviria Díaz, afincado en la defensa acérrima del Estado Social de Derecho y la vigencia de la Constitución de 1991 que, explicó el candidato, se contrapone al Estado Comunitario promovido y puesto en práctica por el actual presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, quien aspira a salir reelegido el próximo 28 de mayo. Desde una perspectiva académica, en ambos modelos de Estado se centra ahora la discusión en el actual proceso electoral colombiano, y cada uno de ellos refleja las posiciones políticas y filosóficas de los dos aspirantes a la Presidencia de la República: la visión de Gaviria se sustenta en principios apegados al respeto de la persona y su libre desarrollo en el marco de los postulados de una democracia plena; Uribe apela a los valores morales, religiosos y tradicionales para sostener su propuesta. El candidato del PDA hizo notar en el evento académico que el Estado Comunitario propuesto por el candidato presidente, que a su vez sustenta el concepto de seguridad democrática, privilegia a las altas clases sociales en detrimento de los más pobres, lo que compromete, a su juicio, el concepto real de democracia. Para contrastar los resultados de bienestar que expone Uribe Vélez en los escenarios donde defiende su modelo de gobierno, Gaviria Díaz advirtió sobre las inequidades y la pobreza en el país: el 60% de la población colombiana vive en la pobreza; el 25% está por debajo de ese nivel, por lo tanto vive en la miseria; Colombia es el undécimo país más inequitativo del mundo... “No se crean el cuento de que tenemos una sociedad democrática”, afirmó el líder político, y se preguntó: “¿Cómo puede ser democrática una sociedad donde las circunstancias de las mayorías son deplorables? En el país se ha sustituido la propuesta de la democracia por una sutil estrategia de simular democracia. Si la democracia se toma en serio, la situación no puede seguir como sigue en Colombia”. Gaviria Díaz, quien se declara en todo momento un enamorado de la Constitución de 1991 porque, según él, es garantista de los derechos individuales y respetuosa de las libertades, recurre a ella para lanzar una de sus propuestas en pro de la equidad social. “En materia de economía y hacienda habría que hacer cambios para que la Constitución fuera más congruente: si desde el principio se dice que Colombia es un Estado Social de Derecho, lo que se está diciendo es que el Estado está comprometido con llevarle bienestar a los que no lo tienen, y para lograrlo es necesario que el Estado actúe y no que sea testigo de la acción de las leyes de la economía que resultan desastrosas para los grupos más pobres”, explicó en su típico estilo docente. Contra el Estado comunitario Cuestionó, además, los logros en materia económica del llamado Estado Comunitario porque a su juicio, el crecimiento de la economía nacional va a enriquecer más a los que tienen mucho dinero y no es un mecanismo para redistribuir la riqueza: “Para mí esa es una contradicción. La economía de mercado, descontrolada, es una negación del Estado social de derecho”. En su propuesta de Estado Social de Derecho no cabe la idea de traer inversionistas al país con el argumento de que aquí se pagan bajos salarios, no se remuneran las horas extras ni hay recargos por trabajos dominicales y festivos, tal como lo hace, según él, el Estado comunitario. “Esa no es manera de un Estado decente de atraer inversión”, afirmó Gaviria Díaz. Al referirse a la inseguridad jurídica como otra de las obsesiones del Estado comunitario, el candidato del PDA llamó la atención sobre las variaciones salariales a las que se ven sometidos los trabajadores colombianos en beneficio de los inversionistas. “¿No atenta contra la seguridad jurídica el que un trabajador que había hechos cálculos de que su vida iba a transcurrir con determinado salario, de un momento a otro le digan que ese no será su salario?”, se preguntó Gaviria Díaz, quien advirtió que una de las propuestas del Estado comunitario promovida por el candidato presidente Uribe Vélez es lograr que las pensiones laborales no sean objeto de convención, así contradiga los postulados de la Organización Internacional del Trabajo. Otro tema que hace parte del Estado Comunitario y que la sustenta es la política de seguridad democrática, “una obsesión del presidente Uribe”, dijo Gaviria Díaz y observó que no funciona: “¿Por qué? Si yo tengo que vivir rodeado de escoltas, entonces debo decir que si me quitan los escoltas me matan. ¡Caramba! Eso no puede ser la seguridad democrática”. En el marco de la seguridad democrática avizoró el fin del cuerpo de policía bajo responsabilidad del Estado. “La policía se va a acabar porque el servicio de seguridad se está privatizando y ahora hay más vigilantes privados que policía. El servicio de vigilancia privada hace parte del Estado comunitario. La responsabilidad ya no es del Estado, es de la comunidad”, cuestionó el candidato del PDA. Consideró que la política de seguridad democrática es para los más ricos: “claro, para que ellos pueden volver a sus fincas. Pero se requiere la creación de un ambiente tal que alguien, sin escoltas y sin la logística bélica, pueda salir de noche a pescar o a hacer lo que le venga en gana, pero estamos muy lejos de eso”. Finalmente, Carlos Gaviria Díaz aseveró que esa visión de la realidad colombiana lo llevó a participar en política y dada la situación, continuará exponiendo en todos los escenarios su propuesta y sus convicciones, “sin ocultar una sola por estrategia”, tal como él mismo lo expresa: “Si yo gano quiero ganar en función de mis convicciones y no de camuflajes”. - Juan Diego Restrepo E. es editor de la Agencia de Prensa IPC Instituto Popular de Capacitación Medellín, Colombia

http://alainet.org/active/11412&lang=es




[Página de búsquedas]  [Página principal]  [Main Page]  [Regresar]
Quienes somos | Área Mujeres | Minga Informativa de Movimientos Sociales